El conflicto lechero no se corta

La inauguración de la Exposición Rural fue la oportunidad para que los tamberos vuelvan a la carga con sus reclamos. Mientras tanto, en el Ministerio de la Producción se busca una respuesta que unifique varias propuestas en danza.
La Mesa Nacional de Lechería está amenazando con realizar una jornada de protesta nacional por diez días. Así lo manifes-

taron ayer sus dirigentes, durante la inauguración de la Exposición de la Rural, quienes le presentarán a la Mesa de Enlace una suerte de pedido de autorización para realizar la protesta. Por su parte, el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, criticó duramente la falta de funcionarios del gobierno nacional durante la inauguración. Frente a esta situación, el Ejecutivo sigue estudiando medidas de corto plazo, como aumentar las compensaciones de 10 centavos por litro para los tamberos, tal como anticipó Página/12 en su edición del lunes pasado. Además, se está trabajando en una ley nacional de Lechería, juntamente con el oficialismo de la Cámara de Diputados. Por otro lado, el Ejecutivo busca incluir en el proyecto de Emergencia Agropecuaria –que ya tendría consenso– una partida especial destinada al financiamiento de un seguro que cubra los perjuicios de una mala cosecha producto de las inclemencias climáticas.

"No es sencillo pensar en un paro de este sector, pero la lechería tocó fondo y está en una situación terminal que urge resolver y no emparchar", afirmó el vicepresidente de la Rural, Alejandro Delfino. Los productores tamberos quieren soluciones para el corto plazo. Sin embargo, desde el oficialismo apuntan a trabajar tanto en el corto como en el largo plazo.

"Hay que apuntar a dos planos y tenerlos bien diferenciados. Por un lado, dar soluciones de coyuntura, y esto no se resuelve con una ley sino con una decisión del Ejecutivo. Por otro lado, hay que elaborar una normativa que dé incentivos y promoción al sector para los próximos diez años", enfatizó a Página/12 Alberto Cantero, diputado del FpV y titular de la Comisión de Agricultura.

Técnicos de la Secretaría y el Ministerio de Producción estuvieron reunidos ayer analizando cinco anteproyectos de ley para el sector, de los cuales uno pertenece a Cantero, quien presentó una síntesis de todas las iniciativas. Desde el Ejecutivo indicaron a este diario que el texto presentado por el diputado del FpV será la base para la elaboración final de la ley.

Por su parte, la Comisión de Agricultura intentará consensuar el próximo martes el proyecto para el sector lácteo, con el objetivo de implementar en las semanas siguientes una ronda de consultas con la cadena industrial, los tamberos, comercio y consumidores.

El régimen de promoción de la producción de leche y productos lácteos (Reprole) establece la creación de un fondo nacional lechero, que se destinaría en un 50 por ciento al financiamiento de proyectos de inversión para aumentar la producción y otro 20 por ciento sería para subsidiar el precio que pagan los consumidores y garantizar el acceso de los sectores más vulnerables.

El Reprole también contempla destinar un 10 por ciento de sus recursos al financiamiento de las tasas de interés para créditos destinados a los productores lecheros. Y otro 10 por ciento para el desarrollo de nuevos mercados. Los beneficiarios de este régimen se dividirán en tres categorías: los que producen hasta 550.000 litros de leche por año, los que producen hasta 900.000 litros anuales y los que proveen 1,3 millón de litros anuales.

Los técnicos de Agricultura y Producción también estuvieron analizando la ley de Emergencia Agropecuaria, que ya tiene dictamen de comisión y sería tratada en la sesión del próximo 5 de agosto, aunque todavía falta definir el monto. El oficialismo ofrece 450 millones de pesos y la oposición pide 1000 millones.

Desde el Gobierno indicaron a Página/12 que incluirán dentro del proyecto un mapa de riesgo climático, para orientar a los productores sobre los mejores lugares para sembrar. Otro de los puntos que se incluirían en el proyecto de emergencia es una partida especial para armar una suerte de seguro. "Se busca que el fondo de la Emergencia Agropecuaria pueda solventar una especie de seguro, por fuera de los diferimientos en el pago de impuesto", explicaron a este diario desde el Gobierno.

Comentá la nota