Conflicto Laboral: Peralta cargo contra las operadoras

Ante el conflicto que se dio con los gremios de la construcción y de los petroleros en el día de ayer, el Gobernador responsabilizó a las empresas, "hay una falta de responsabilidad social empresaria", tanto por la situación actual, como por no haber cumplido con los convenios firmados con la provincia.
El Gobierno como órgano participante también de este conflicto, sólo que de manera más procuradora o mediadora, también encuentra la justicia de los manifestantes de la construcción, respecto de la irresponsabilidad para con los trabajadores, en una crisis que afecta en primera medida a los grandes inversores y luego, de escala en escala, va llegando hasta que sean los trabajadores quienes terminan sosteniendo todo el peso de una crisis que no les corresponde; el gobernador Daniel Peralta, ayer posterior al acto en Casa de Gobierno, dijo "lo de los trabajadores de la construcción es culpa de la empresa, hay una falta de responsabilidad social empresaria".

"Las petroleras están en una burbuja", asumió el Gobernador, agregando "pero la burbuja le dio ganancia a unos cuantos que no son justamente los que están reclamando ahora ahí (Punta Loyola)". En este marco advirtió: "la operadora tiene que respetar los compromisos de inversiones de Santa Cruz, llevando adelante el proyecto Agua Fresca".

Con este proyecto en funcionamiento, para el jefe de Gobierno "no estaríamos subsidiando a 20 trabajadores de la construcción" y además "se duplicaría la producción actual de petróleo de la Cuenca Austral", lo cual incidiría "en un incremento de los montos por regalías".

"Las petroleras están en una burbuja; pero la burbuja le dio ganancia a unos cuantos"

El Gobernador puso en jaque la palabra de las operadoras, "cuando se firma un acta hay que cumplir con lo que se firma, porque sino se deslegitima la institucionalidad de la subsecretaría de Trabajo" y esto después "hace que la gente reclame en otros lugares".

El Gobernador también hizo referencia a cuáles son las políticas de trabajo en las que cree este Gobierno: "creemos que con sólo un puesto de trabajo que se destruya, es muy difícil de reconstruir en este marco de crisis".

Panorama

«Quienes pudieron acceder a la flexibilidad de la empresa fueron los trabajadores de las operadoras, pero no pasó lo mismo con quienes parecen ser uno de los últimos eslabones en esta cadena productiva a la hora de recibir los coletazos de la crisis. Y el Gobierno queda supeditado a las posibilidades de inversión de estas multinacionales que además de llevarse los recursos, ahora también cuidan sus botines a costillas de los trabajadores».

Santibáñez: "las operadoras no están ayudando"

Ayer por la tarde, el subsecretario de Trabajo mantuvo una extensa reunión con una operadora petrolera y los trabajadores que dependen de las mismas, con el fin de encontrar soluciones a los diversos conflictos que se plantean en el sector. Sin embargo, sólo los petroleros salieron conformes de la reunión, ya que los trabajadores de la UOCRA fueron a medidas de fuerza, la empresa salió con un tirón de orejas por parte del Gobierno y el representante del Estado terminó con un fuerte dolor de cabeza.En el marco de una crisis mundial que afecta principalmente a las empresas con capitales extranjeros, las operadoras petroleras de nuestra región no dan el brazo a torcer en el conflicto que tienen con los trabajadores y, por ello, éstos últimos decidieron realizar medidas de fuerza en toda la provincia. El mediador entre ambos Es el estado, por lo cual Magna FM dialogó con el subsecretario de Trabajo, Raúl Santibáñez, quien manifestó su preocupación por "la falta de compromiso" de las empresas.

Ayer por la tarde, se realizó una extensa y agotadora jornada de reuniones en la Subsecretaría de Trabajo de nuestra provincia; los citados fueron las operadoras petroleras y los trabajadores que dependen de las mismas, tanto de la construcción que trabajan en subcontratistas, como petroleros en sí, ambos representados por sus sindicatos correspondientes.

Como resultado, sólo los petroleros consiguieron llegar a una conciliación por medio de un acta acuerdo firmada con las empresas, en tanto que los obreros de la construcción, al no ver satisfechos sus reclamos, decidieron cerrar el ingreso a Punta Loyola por tiempo indeterminado.

Al respecto, Santibáñez comentó a este medio que "ha sido un día bastante trabajoso", pero rescató "la buena voluntad de la gente del sindicato petrolero" aclarando que, de no cumplir las empresas con lo acordado, los trabajadores inmediatamente realizarán medidas de fuerza.

En el caso de los representados por la UOCRA, "no se ha avanzado demasiado en la situación", ya que éstos no ven satisfecha su demanda de mantener puestos de trabajo, principalmente con la operadora Petrobras.

Santibáñez fue duro al asegurar: "hay que manifestar el malestar que genera la posición de la operadora, porque parece que no están ayudando en todo lo que debieran", agregando que "la voluntad está por parte de los trabajadores y del Gobierno, pero la operadora no pone interés", y así "no vamos a avanzar a ningún lado".

En este marco, aseguró el subsecretario de Trabajo, "debe haber un compromiso de responsabilidad social por parte de las empresas" que, más allá de la crisis, "no están trabajando a pérdida, sino simplemente no están ganando lo que pensaban".

Por todo ello, Santibáñez aseguró que el Estado provincial ve con "profundo desagrado y malestar la actitud de las operadoras y lo haremos saber en todos los ámbitos, en la concertación provincial y la nacional".

Asimismo, comentó que si bien la empresa no cumplió un compromiso, no hay forma de sancionarla por parte del Gobierno provincial, aunque se está trabajando al respecto para que haya herramientas ante este tipo de situaciones: "en esto se está trabajando con las provincias productoras de hidrocarburos, ya que nuestra situación no es tan distinta a la que están atravesando muchos trabajadores de otras provincias".

Comentá la nota