Conflicto en Kraft: la Policía impidió corte en Panamericana

Trabajadores despedidos de la empresa y militantes de izquierda intentaron interrumpir el tránsito en la autopista, pero desistieron frente a un importante cordón de efectivos y de la Gendarmería. Poco después levantaron la protesta y definen pasos a seguir
Un importante operativo policial impidió hoy que trabajadores despedidos de la empresa Kraft Foods y grupos políticos de izquierda bloquearan nuevamente la autopista Panamericana en la localidad bonaerense de General Pacheco, aunque en capital federal volvió a haber cortes de avenidas.

En un clima de renovada tensión tras fracasar las negociaciones en el ministerio de Trabajo, un fuerte despliegue de la Policía bonaerense junto a la Gendarmería nacional evitó que los manifestantes avanzaran más allá de la avenida Henry Ford, a 100 metros de la autopista, por lo que el piquete se vio frustrado.

El operativo, conformado por unos 300 policías, fue ordenado por el gobernador Daniel Scioli luego de la intervención del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, quien solicitó "medidas preventivas" ante "la posible comisión de un delito de acción pública e interés federal".

"Estamos trabajando para evitar el corte total en la Panamericana si la Justicia facilita la intervención de la Policía para lograr que por lo menos haya algunas manos donde fluya el tránsito", había señalado Scioli antes de la comunicación de Arroyo Salgado, durante una recorrida por el Gran Buenos Aires.

"Entendemos el derecho a la protesta pero también entendemos el derecho a la libertad de circulación y a la normalidad de nuestra provincia en el marco de descomprimir los conflictos que van surgiendo a diario, con mucha paciencia, prudencia y responsabilidad", agregó el gobernador en declaraciones radiales.

LEVANTARON LA PROTESTA

Así, poco después de las 14, la columna de manifestantes que intentó llegar al kilómetro 35 de la autopista encabezados por los dirigentes de izquierda Néstor Pitrola y Vilma Ripoll se encontró

con varios cordones policiales, los que no consiguieron atravesar.

Superados ampliamente en número por los efectivos policiales, los manifestantes denunciaron una maniobra "ilegal" y llamaron al "movimiento obrero a ponerse de pie en todo el país", antes de desactivar la protesta y convocar a una asamblea para este sábado a las 14 a fin de definir los pasos a seguir.

En este marco, el gobernador Scioli dio instrucciones al ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, para que no se permitan más cortes totales en la Panamericana ni en arterias de la Provincia, por lo que esta modalidad preventiva de los bloqueos continuará la semana próxima, pudo saber Noticias Argentinas.

El conflicto en la ex Terrabusi sigue sin solución luego que este jueves, tras una extensa reunión en el ministerio de Trabajo, los representantes de los empleados no aceptaran la propuesta de Kraft Foods de reintegrar a una treintena de los 160 despedidos.

CORTES EN CAPITAL

Mientras tanto, en capital federal agrupaciones de izquierda bloquearon por una hora la Avenida de Mayo a la altura de Salta, frente a la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA), por su apoyo a la empresa Kraft Foods.

"Los Kirchner, con la patronal y el FMI", denunciaban los manifestantes por medio de panfletos que distribuían sobre la Avenida de Mayo, mientras del otro lado de la 9 de Julio la Policía Federal se mantuvo expectante con carros hidrantes y una decena de patrulleros.

Además, medio centenar de estudiantes universitarios volvieron a cortar por la mañana y durante poco más de dos horas la neurálgica esquina de las avenidas Callao y Corrientes, en solidaridad con los trabajadores despedidos.

La protesta se extendió desde las 7.30 hasta las 9.45 y provocó fuertes congestionamientos de tránsito en la zona.

Comentá la nota