Conflicto institucional A pesar del pedido del Concejo siguen las obras en Plaza Italia

Un proyecto de resolución aprobado en forma unánime solicitaba al Ejecutivo que frene las tareas que se llevan a cabo debido a que se estaban incumpliendo por lo menos cuatro ordenanzas anteriores que declararon patrimonio histórico y arquitectónico al solar zarateño. Según los ediles, podrían aplicarse sanciones a los responsables.
Si bien semanas atrás en forma unánime y durante el tratamiento sobre tablas, el Concejo Deliberante solicitó al Ejecutivo municipal que suspendiera las obras que venía rea-lizando en la Plaza Italia, la comuna desoyó el pedido y las tareas continúan.

Durante la pasada semana continuaron las obras que se viene llevando a cabo lo cual generó diversas quejas, aún no oficializadas, por parte de miembros del cuerpo deliberativo.

El pedido del Concejo fue efectuado teniendo en cuenta que "el tradicional solar zarateño fue denominado "Patrimonio Histórico Cultural y Arquitectónico", y no hay otra le-gislación que ampare dicha tarea que se está realizando".

La historia

Según lo manifestado por los ediles en la presentación efectuada oportunamente "en los años 1988 y 1989, se crearon dos ordenanzas bajo el gobierno del Dr. Aldo Arrighi (el actual intendente Osvaldo Cáffaro se encontraba en el área de Obras Públicas), donde se solicitó "crear la Comisión de Patrimonio Cultural y Arquitectónico de la ciudad de Zárate", de manera que cada una de las obras públicas que el Departamento Ejecutivo Municipal ejecutara debía ser consultada a dicha comisión, la cual debería dar su veredicto técnico.

Años después, precisamente en el 2004, el bloque de la Izquierda Unida- Partido Socialista presentó un proyecto de ordenanza -votado afirmativamente- que convirtió a la Plaza Italia en "Patrimonio Histórico del Partido de Zárate".

Luego en el 2005 el Departamento Ejecutivo a cargo de Omar Bernués presentó un proyecto de ordenanza que es complementario al anterior por lo cual se declara Patrimonio Histórico Cultural y Arquitectónico a algunos inmuebles cuyo valor debían preservarse.

Debe consultar

Por dicho motivo, el Departamento Ejecutivo no sólo debe consultar todo proyecto que tenga a la Comisión de Patrimonio Cultural y Arquitectónico, sino que además debe elevar cualquier proyecto de modificación de ese lugar al HCD para que las comisiones correspondientes le den despacho favorable o no, y luego el cuerpo permita por ordenanza modificar la plaza o no.

Sin embargo, ha quedado demostrado que el Ejecutivo, no tuvo en cuenta dichas solicitudes, como así tampoco la última resolución que le solicita que desista de continuar las obras, lo cual según las consultas efectuadas, constituiría una "grave falta institucional", al desoír un pedido efectuado por el órgano deliberativo, que entre sus principales funciones tiene las de controlar que se cumplan las reglamentaciones por parte del Departamento Ejecutivo.

Por otra parte, la Ley Orgánica de las Municipalidades establece claramente que entre las funciones de los concejales está la de aprobar la modificación total o parcial, o la creación de nuevas Plazas, y espacios públicos, por lo que se está violando con esta obra, lo antedicho.

Resumiendo, se estaría violando la Ley Orgánica de las Municipalidades, como así también las cuatro ordenanzas previas ejecutadas durante el gobierno de Arrighi y de Bernués, respectivamente.

El pedido desoído

El pedido votado en el Concejo Deliberante y desoído por el Municipio, expresa en su primer punto que "cesen todas las actividades de obras civiles que se están llevando adelante en la Plaza Italia y en el Anfiteatro Homero Expósito".

En segundo término que "si es voluntad del Departamento Ejecutivo Municipal continuar con las obras, que eleve al HCD la tota-lidad de la documentación de tipo administrativa, técnico-financiera, y sobre los fundamentos de la obra"; y en tercer lugar que "el HCD expresa que esas actitudes se transforman por parte del Departamento Ejecutivo en una gran violación de la Ley Orgánica de las Municipalidades y de cuatro ordenanzas vigentes".

Los ediles ya habían advertido que en caso de que no acaten esta resolución podrían pedir a través de una ordenanza que se pare la obra civil que se está realizando e incluso podrían recaer sanciones judiciales a la actual gestión municipal.

Comentá la nota