El conflicto hospitalario cumple un mes

Los profesionales realizarán asambleas en cada institución a las 8.30 y a las 13.00 definirán en el Centro de Salud los pasos a seguir. No descartan recurrir a la OIT.
Hoy será una nueva jornada en la que la tensión dominará los pasillos de los hospitales públicos como así también la falta de atención en los consultorios externos. Es que los médicos comienzan la cuarta semana con quites de colaboración y estado permanente de asamblea.

Hasta ahora no hay nada que permita avizorar algún entendimiento entre los médicos y el Poder Ejecutivo provincial. Por el contrario, las posturas opuestas tienden a profundizarse con el correr de los días. Mientras los profesionales siguen reclamando el aumento salarial y las mejoras en condiciones laborales, desde el Gobierno ratifican la imposibilidad de conceder mejoras. Pero la relación agrietada promete agravarse por estos días mientras el quite de colaboración se mantendrá en los centros asistenciales de la provincia. Es que los profesionales de la salud no retroceden ante las advertencias oficiales de cesantear a muchos médicos del Estado ante la ilegalidad de la medida de protesta. Tampoco se descarta desde el Estado la posibilidad de realizar una presentación judicial ante la afectación que existe en el sistema de salud pública. Desde el lado de los manifestantes, las acciones continuarán hoy, a las 8.30, con las asambleas en cada institución pública, para luego reunirse en una asamblea general, a las 13.00, en el hospital Centro de Salud. Previamente, a las 11.00, se realizará un abrazo simbólico en el hospital Angel C. Padilla.

Todo indica que las medidas se mantendrán y definirán los pasos a seguir durante la semana que comienza. En forma paralela, hay profesionales de los denominados médicos autoconvocados que se encuentran en la Capital Federal realizando gestiones tendientes a lograr un respaldo nacional de diferentes organizaciones. En esta tarea se encuentra la profesional Estela Di Cola.

"Este conflicto ya se está nacionalizando", dijo la médica desde Buenos Aires.

En torno a la ilegalidad de la medida de protesta que llevan adelante los trabajadores de la salud, el pediatra Jorge María, insistió en que cuentan con el respaldo de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA) y planteó que la mayor ilegalidad está ejercida por el propio Estado ante los pagos en negro y las condiciones laborales de muchos empleados de la salud.

"Hemos intentado mantener un diálogo con el ministro de Salud de la Nación, (Juan Luis Manzur) y no nos recibió. Es decir que tampoco quieren dialogar", afirmó el profesional tras advertir que si el Poder Ejecutivo avanza con los descuentos por los días no trabajados, recurrirán a la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"Creemos que tenemos derechos que deben ser respetados y por eso vamos a presentar en ese caso un planteo ante la OIT", afirmó María en diálogo con EL SIGLO.

Comentá la nota