Conflicto gremial ante el posible cierre de la frutícola de El Tabacal.

El Ministerio de Trabajo de la provincia debió dictar la conciliación obligatoria ayer para evitar que trabajadores de la planta frutícola del Ingenio San Martín de El Tabacal cortaran la ruta 50, en el acceso sur a Orán.
El conflicto hizo eclosión ayer pero data de unas dos semanas, cuando la patronal informó de sus intenciones de cerrar la frutícola o entregarla a otras empresas para que la explotaran. La medida deja sin empleo a unos 500 trabajadores en relación de dependencia y se calcula que afecta a otros mil, entre contratados y los que se desempeñan en fincas vecinas que venden su producción a la planta.

La conciliación será entre la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) y los responsables de la citrícola de El Tabacal, de propiedad de la firma estadounidense Seabord Corporation, informó el secretario de Trabajo, Eduardo Costello.

El Ministerio intervino luego de que los trabajadores anunciaran que ayer iban a llevar a cabo un paro y cortarían ruta. Los obreros pretenden que el Estado provincial, y el nacional, intervengan para evitar el cierre de la planta de embalaje y procesamiento de citrus de El Tabacal.

La primera audiencia de conciliación se llevará a cabo el martes de la semana próxima.

Los obreros, que anteanoche, en una asamblea, formaron una comisión de crisis, también están gestionando una reunión con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, con el fin de pedir apoyo para evitar el cierre. La diputada nacional Beatriz Daher estaba oficiando de intermediaria en procura de que se concrete este encuentro.

En Salta, el secretario de Trabajo indicó que el gobierno provincial está tratando de encontrar una salida a esta situación de cierre de la frutícola. Dijo que a través del ministro de Desarrollo Económico, Julio Loutaif, quien está en Buenos Aires, está tratando de encontrar una fórmula para interesar a otras empresas a comprar la planta frutícola.

La decisión de cierre, o venta o alquiler, de la planta, con el argumento de que da pérdidas, fue comunicada verbalmente a los empleados, a los que se invitó a adherir a un plan de retiro voluntario, encontró a los obreros con escasa representación gremial, dado que, según afirmaron, no fueron acompañados por el delegado local de la UATRE, Oscar Medina.

Esta situación motivó que anteanoche participara de la reunión el secretario de organización de UATRE nacional, Ramón Ayala, además de representantes de la delegación Salta, informó Jerónimo Serrudo, miembro de la comisión de crisis.

Igual que otros afiliados que no encontraban eco en la delegación gremial local, Serrudo, y también Omar Rodríguez, otro de los voceros espontáneos, decidieron salir a reclamar ante el posible cierre de la planta. "Al ver que no había movimiento y que el sindicato estaba pasivo, nos juntamos los trabajadores, los afiliados y produjimos este movimiento", contó.

Anoche algunos obreros del sector del campo se mantenían al costado de la ruta. Mientras, la novedad de que el Ingenio había enviado gente a continuar extrayendo la fruta, generó inquietud.

Comentá la nota