Conflicto por la entrega de terrenos

Conflicto por la entrega de terrenos
Familias sin techo se mudaron a Mera Figueroa y aseguran que otras personas les reclamaron que se vayan del lugar.

Calles de tierra y una larga sucesión de techos de plástico son el nuevo barrio de 250 familias que ahora, además, temen ser desalojadas. Los lotes que ocupan, al sudeste de la ciudad, fueron entregados por el Gobierno de la Provincia a otras personas y decidieron cortar el tránsito para pedir soluciones.

Los vecinos comenzaron a instalarse hace varias semanas en terrenos fiscales ubicados en Mera Figueroa y, si bien reconocieron que no tenían permisos, aseguran que lo hicieron por necesidad.

"Hace años que estamos anotados en programas del Gobierno que otorgan terrenos a los que no tienen recursos, pero hemos llegado a un límite... no podemos esperar más. Por eso vinimos a vivir acá", relató Jorge Rocha, uno de los que levantó una vivienda de plásticos a metros de la ruta 26.

Rocha dijo que esta semana "comenzaron a venir personas diciendo que los terrenos donde estamos les pertenecen porque se los adjudicó la Secretaría de Tierra y Hábitat, cuando en realidad los funcionarios sabían que estábamos acá y nos habían dicho que no se entregarían estos lotes a nadie más. Se generó una pelea de pobres contra pobres y decidimos cortar la avenida Tavella para que el Gobierno resuelva la situación".

Al menos 30 personas habían llegado el lunes a Mera Figueroa con permisos para establecerse en distintos lotes y pidiendo a quienes los estaban ocupando que se retiraran porque tampoco tenían adónde ir, lo que originó situaciones de tensión.

En carpas

Mera Figueroa no tiene luz, gas, agua ni pavimento y los servicios están lejos de llegar. Las familias que ayer protagonizaron una protesta callejera se instalaron en tiendas o precarias habitaciones de lona hasta edificar una vivienda.

"Limpié los yuyales y estoy con mi bebé de dos años en una carpa. Cuando llueve entra agua pero estamos mejor... al principio sólo teníamos un techo de plástico", dijo Cintia Rodríguez, de 20 años.

La mujer contó que, como ella, muchos vecinos duermen en colchones sobre la tierra y que hacen fuego todos los días para cocinar.

"No se resuelve así"

La protesta de familias de Mera Figueroa se realizó ayer desde las 7 en la avenida Tavella e intersección con la ruta 26.

El secretario de Tierra y Hábitat, Gonzalo Bello, llegó para negociar el levantamiento de la manifestación cerca de las 11 y se comprometió a "dar una respuesta para cada caso".

Después de que se suspendió el corte de tránsito, el funcionario recorrió el barrio y adelantó a los vecinos que se trabajaría para que permanezcan en el lugar.

El lunes habrá otra reunión en la que se dará una respuesta definitiva. Según trascendió, las personas que habían recibido adjudicaciones en Mera Figueroa en estos días serían ubicadas en otras zonas.

"Nadie discute la necesidad que tienen estas familias de un terreno pero hay una situación ilegal. Además, cortando una avenida y quemando gomas no se pueden resolver las cosas", dijo Bello a El Tribuno. "No es así. Venimos trabajando ordenadamente. Hay una emergencia habitacional y se están dando respuestas en la ciudad y en la provincia", señaló.

Comentá la nota