CONFLICTO ENTRE MAPUCHES Y PRIVADOS: Neuquén exige conducir el relevamiento de tierras

Ante enfrentamientos cada vez más intensos entre comunidades de la Confederación Mapuche (COM) y propietarios de campos, el diputado provincial Carlos González sostuvo que la solución exige que Nación aporte los fondos para las eventuales expropiaciones. También reclamó el acuerdo entre las partes para la realización del relevamiento de tierras con ocupación ancestral.
Desmintió, contrariamente a lo que publicó el domingo el diario La Nación, que las comunidades agrupadas en la COM pretendan conformar un "Estado paralelo" y reivindicó el papel del gobierno provincial como conductor del relevamiento que plantea la ley 26160, que en 2006 suspendió los desalojos de ocupaciones por cuatro años y ordenó el estudio. "No han planteado conformar un Estado mapuche. Lo que ellos plantean es el relevamiento", aclaró el diputado, que a principios de 2009 se reunió en más de una oportunidad con las comunidades en representación del gobierno provincial.

"La provincia ha realizado un largo trabajo en la solución de los problemas y sigue trabajando. Entonces, convidado de piedra en al ley, no. Todas las partes tienen que participar", explicó del proceso que se suspendió cuando las comunidades se opusieron a que fuera la provincia la que lo condujera.

"Hay municipios que tienen que participar. Indudablemente hay privados que hace más de 100 años tienen las escrituras. Hay que ir a buscar la plata a Nación y decirle que se le compra la propiedad a quien fuere y adjudicarla a la comunidad tal. Esta es una solución, pero no la ocupación, porque es delito", dijo frente a los enfrentamientos de los últimos meses. "Las soluciones entonces hay que buscarlas por lo económico y lo social. Porque hay muchas cosas mezcladas y si se interviene desde lo ideológico no vamos a encontrar soluciones", agregó.

Un Estado "democrático y pluricultural"

Jorge Nahuel, desde la COM, también negó que el objetivo de las reivindicaciones mapuches sea el de conformar un Estado paralelo. "Hay que romper falsos mitos: no hay un solo pueblo latinoamericano que se plantee la creación de un Estado indígena. Lo que todos planteamos es un Estado plurinacional y pluricultural", estimó. "No queremos hablar de un Estado aparte, porque sería ir contra la historia. Lo que sí queremos es que genere las políticas de reparación. "La demanda es al Estado provincial, que es el que tiene las respuestas, para que genere una política territorial y deje de beneficiar a amigos y a empresas. Pedimos un estado democrático y plurinacional, pero en absoluto queremos inventar uno nuevo", aclaró.

Comentá la nota