El conflicto con los docentes continúa sin solución

Sin la participación de los sindicatos mayoritarios, a partir de las 11 se llevará adelante una nueva audiencia de conciliación obligatoria. La medida tenía como objetivo evitar el paro que la semana pasada realizaron los maestros en toda la provincia. El cruce mediático entre gremialistas y funcionarios de Educación sigue caliente.
Hoy a partir de las 11, en la Dirección Provincial de Trabajo, el ministro de Educación Francisco Tete Romero se encontrará con la Coordinadora Docente y Utre-Ctera, únicos sindicatos que acataron la conciliación obligatoria dictada por el organismo laboral por pedido del Gobierno, para intentar frenar el paro por 48 horas convocado por Atech y Sitech la semana pasada; sin embargo estos últimos sindicatos rechazaron la convocatoria y efectuaron la medida de fuerza en reclamo de la aprobación en el seno legislativo del blindaje previsional. Mucho se dijo y se hizo para intentar frenar los paros, pero nada fue suficiente, en cambio se abrió un fuego cruzado entre funcionarios y dirigentes gremiales.

No obstante Romero resaltó que la Dirección de Trabajo tomará las medidas que correspondan con los sindicatos que no acataron el llamado a conciliación. «Nosotros acudiremos a la conciliación obligatoria con los sindicatos que han decidido acatar esta nueva instancia para que, a través del diálogo, se pueda encontrar una solución, sin que sea afectado el derecho social a la educación», expresó Romero antes de aseverar que descontarán los días de paro.

Disparos desde

el ministerio

«El miércoles pasado cuando algunos sindicatos docentes hicieron paro, ni siquiera llegaban a 30 trabajadores de la educación los que participaron de la movilización hacia la Cámara de Diputados; y, sin embargo, las aulas estaban vacías», resaltó Romero, teniendo en cuenta los motivos esgrimidos por los gremios para justificar la medida, fue facilitar a los docentes de toda la provincia la movilización y participación de la manifestación a Cámara de Diputados el miércoles pasado.

Por su parte el coordinacor del Ministerio de Educación, Carlos Quirós, señaló que «el paro fue un fracaso». «No vamos a entrar en la discusión estéril de si el paro tuvo o no alto acatamiento, porque los motivos por los que se convocó la medida de fuerza no se plasmaron en la calle, por lo que una vez más quedaron deslegitimados ante la sociedad», disparó.

Los motivos

del rechazo

A la hora de explicar el por qué del rechazo a la conciliación, Atech y Sitech Federación señalaron que desde el Ministerio de Educación calificaron de ilegítima la medida de fuerza por ser una cuestión que atañe exclusivamente a la Cámara de Diputados, cuya voluntad no depende de dicha cartera y, por ende, consideran que la naturaleza del conflicto es completamente externa al vínculo laboral que une a los docentes con esta cartera educativa.

«Desconocen de esta manera que son intereses legítimos e irrenunciables los derechos previsionales de los trabajadores estatales», explicaron los dirigentes gremiales. Asimismo resaltaron que el ministro de Educación manifestó su apoyo y adhesión a la modificación constitucional, lo que constituye una contradicción al intentar deslegitimar la medida de fuerza de estos gremios.

«Lamentablemente, la postura de dos sindicatos, de no acatar la conciliación obligatoria, los pone en una posición de enfrentamiento con la comunidad educativa, ya que apelaron a la protesta y no a la propuesta. Pasa que la sociedad espera que si tenemos que resolver los problemas que lo hagamos, y no que entremos en confrontaciones estériles», sostuvo Romero.

El jefe de la cartera educativa señaló que «ese espacio de diálogo era propicio para resolver problemas, los problemas comunes».

Comentá la nota