Conflicto docente: El gobierno dice que "ofreció alternativas".

Conflicto docente: El gobierno dice que
Los ministros Eduardo Aguilar y María Inés Pilatti Vergara señalaron que en la conciliación obligatoria con los gremios docentes ofrecieron algunas alternativas para salir de la coyuntura del paro hasta que pase la crisis económico financiera mundial, pero que las mismas fueron rechazadas.
En la audiencia realizada en la Dirección Provincial de Trabajo estuvieron presentes los ministros de Economía, Producción y Empleo, Eduardo Aguilar, y de Educación, María Inés Pilatti Vergara, y el interventor de la Dirección Provincial de Trabajo, Ramón Flores. Por parte de las entidades gremiales docentes, participaron los dirigentes de Federación SITECh, SITECh Sudeste y la Coordinadora de Gremios Docentes (integrada por AMET, FIUD, ADOCh, ACHABI y UDA).

En la oportunidad, las autoridades de la Provincia reiteraron la “imposibilidad” del Gobierno de otorgar un incremento salarial al básico docente, como consecuencia de la crisis económico financiera internacional, destacando que el año pasado, cuando tuvo la posibilidad de hacerlo, dio un aumento del 57,70 por ciento.

PROPUESTAS ALTERNATIVAS

La ministra Pilatti Vergara puso sobre la mesa de discusión la propuesta de suspender la medida de fuerza y que los sindicatos la acompañen a Buenos Aires, para solicitar a la Nación que adelante, desde abril, los 110 pesos del Fondo de Incentivo Docente (FONID) en tres cuotas, que el Poder Ejecutivo nacional tenía programado pagar a partir de julio. Propuso esta alternativa para que el incentivo “se sienta en los bolsillos de los trabajadores”, hasta que se encuentre el camino de solución a la crisis.

Inclusive, el ministro Aguilar planteó que existe la posibilidad de establecer un acuerdo con los supermercadistas locales, para que ofrezcan a los docentes a un 10 o 15 por ciento menos de su valor la canasta familiar.

Pilatti Vergara también se refirió a las medidas que se tomaron en noviembre del año pasado para “ahorrar” en el Ministerio de Educación, a los efectos de contribuir en el futuro a realizar una propuesta salarial, por medio del recorte de adscripciones y la reducción total de afectaciones de docentes que trabajan en otros organismos, para que retornaran a sus lugares de trabajo y de esa manera evitar el gasto que insumen las suplencias.

Pero estas medidas alternativas para tratar de salir de la coyuntura del paro fueron rechazadas por los dirigentes gremiales, después de una larga discusión de casi dos horas. Los dirigentes sindicales dieron por “caída”, finalizada, la conciliación obligatoria, y advirtieron que llevarán adelante medidas de fuerza.

El interventor de la Dirección Provincial del Trabajo advirtió que los sindicatos que no acataron esta instancia legal de negociación y que continuaron adelante con el paro deberán atenerse a las consecuencias.

Y las autoridades provinciales consideraron que la conciliación también podía servir para analizar otros temas que atañen al sector docente, como la capacitación, el Congreso Educativo para elaborar una nueva ley provincial de Educación, entre otros temas.

Por otra parte, la ministra de Educación señaló que no hay una oferta concreta de aumento salarial, pero el Gobierno de la Provincia deberá realizar un esfuerzo económico extra de 50 pesos por cargo docente. Esto se debe a que la Nación redujo en 50 pesos por cargo el apoyo financiero a la provincia. Hasta diciembre, la administración nacional enviaba 250 pesos por cargo docente. A partir de enero de este año, sólo transfiere 200 pesos, y la administración provincial debe afrontar 50 pesos por cada cargo para que no se resienta el salario de bolsillo de los docentes.

Hacer frente a esos 50 pesos por cargo implicará una erogación de casi 18 millones de pesos entre marzo y diciembre. A lo que hay que agregar que en marzo la Provincia recibirá 250 millones de pesos menos en concepto de partidas por coparticipación.

Pilatti Vergara, en la mesa de conciliación, destacó que hay un sector de trabajadores de la educación que sí recibirán un incremento salarial de hasta 65 pesos. Se trata de aquellos que no llegan a los 1.490 pesos de piso salarial, establecido en las paritarias nacionales. Estos trabajadores recibirán hasta 65 pesos de incremento, para ajustar el salario de los cargos de menor remuneración en el escalafón.

Comentá la nota