El conflicto en Canal 7 entró en un compás de espera, reincorporaron a los despedidos

El Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria. Todo volvió "a fojas cero". Ahora las partes deberán reunirse para llegar a un acuerdo. El gremio estudia radicar una denuncia penal por las cámaras espías que vigilaban al personal.
El conflicto laboral en Canal 7 entró en un compás de espera, al menos por 15 días, ya que el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictó una conciliación obligatoria y reincorporaron a los dos trabajadores que habían sido despedidos.

La conciliación obligatoria implica que desde ahora y por dicho término habrá reuniones entre ambas partes con la intención de poder llegar a un acuerdo sobre el futuro laboral de los más de 30 empleados que tiene en medio de comunicación en nuestra ciudad.

Desde las 21 horas todos los operarios de la teledifusora volverían a sus puestos de trabajo, incluidos los camarógrafos despedidos Gustavo Daich y Ángel Juan, y el conflicto "a fojas cero", informó a LABRÚJULANET el secretario gremial del Sindicato de Televisión, Octavio Alvarado.

"Ya se están realizando reuniones en Capital Federal entre autoridades del Grupo Clarín y de nuestro sindicato. Además habrá otros encuentros pautados acá en la ciudad desde el lunes próximo", agregó el sindicalista.

Sobre la detección de cámaras espías que vigilaban al personal en las dependencias de la emisora de calle Blandengues el gremialista adelantó que "acá estamos frente a una causa conexa, hemos pedido el asesoramiento de abogados penalistas y no descartamos radicar una denuncia en la fiscalía correspondiente".

En tanto, desde este diario digital se intentó dialogar con el gerente Simón Roitman pero fue imposible ubicarlo para conocer su versión de los hechos que desencadenaron el conflicto en el canal.

Comentá la nota