Conflicto del campo: se reúne la Mesa de Enlace y podría anunciar otro paro

Según adelantaron a Clarín fuentes del sector, se suspendería la comercialización de granos por una semana. Ayer el Gobierno anunció que se coparticiparán las retenciones a la soja. Esta mañana Buzzi manifestó su apoyo a los cortes de ruta.
Los integrantes de la Mesa de Enlace del campo están reunidos "en un lugar reservado" de la ciudad de Buenos Aires para analizar la situación en la que quedó el conflicto que los enfrenta al Gobierno después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara la coparticipación del 30% de las retenciones a la soja y sus derivados. Aunque las deliberaciones entre los ruralistas recién comienzan, fuentes del sector adelantaron a Clarín que el agro podría responder con el anuncio de un nuevo paro de comercialización de granos que podría extenderse por una semana.

Con el anuncio de que coparticipará las retenciones a la soja, el Gobierno sacudió conscientemente el tablero del conflicto agropecuario en un momento en el que los productores empezaban a manifestar en las rutas su disconformidad por la negativa del oficialismo a dar quórum para que se discutieran los derechos de exportación en el Congreso. A esos dos hechos siguieron numerosos cortes de ruta, la mayoría parciales e intermitentes, en varias provincias y que continuaban hoy.

Como en muchos momentos del año pasado, la foto más evidente de la crispación del agro está en Gualeguaychú, donde los productores, la mayoría de la combativa filial local de la Federación Agraria entrerriana, mantienen un corte total sobre la ruta 14 que interrumpieron para dejar pasar algunos vehículos pero retomaron poco más tarde.

En Santa Fe, cincuenta productores iniciaron poco antes del mediodía el primer corte sobre la autopista que une Buenos Aires con Rosario, cortando de a una mano por vez a la altura de General Lagos. También había cortes intermitentes sobre la ruta 9 cerca de Armstrong, donde los ruralistas se reunirán a primera hora de la tarde con metalúrgicos del sur de la provincia. Otros puntos en los que hay protestas y cortes de distinto tipo son Santa Teresa, Maciel, San José de la Esquina, General Roca, Chabás, la intersección de la AO 12 y la 34 y Villa Mugueta.

En Córdoba se levantaron por la noche todos los cortes porque los productores buscaron explícitamente evitar problemas con los transportistas, pero en Almafuerte y Sinsacate se reunirán de nuevo por la tarde para analizar cómo siguen en su plan de lucha. También hay manifestantes en Bellville, pero que se mantienen al costado de la ruta y afirmaron que no planean cortarla.

También endurecieron sus protestas los productores "autoconvocados" de Chaco, donde hay cortes de ruta en tres puntos de la provincia. El piquete principal está en Sáenz Peña.

Aunque desde la Mesa de Enlace venían repitiendo con insistencia que no impulsaban los cortes de ruta, el titular de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, dijo esta mañana que le daba "todo su apoyo" a los manifestantes que protagonizaban los bloqueos como protesta ante un anuncio que vovió a tildar de "una trapisonda" que sólo apunta a "la provocación" y muestra "ensañamiento".

Las quejas también se hicieron sentir de parte de distintos intendentes de zonas agrícolas como Armstrong, Pergamino, Azul o Chabas, que fueron desde el reconocimiento de que los fondos les vendrán bien pero es imprescindible resolver el conflicto hasta las acusaciones de que el anuncio fue "una burla para el campo". En líneas generales, el argumento de los intendentes es que los fondos que eventualmente recibirán por la coparticipación de las retenciones a la soja implica para sus municipios un impulso muy inferior al que registrarían de la propia actividad económica si se recortaran los derechos de exportación.

Desde el oficialismo, en tanto, salieron otra vez hoy a elogiar la decisión del Gobierno y a responder a los reclamos agrarios. En declaraciones radiales, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró "lamentable" el corte de rutas y acusó al campo de querer "confundir a la población", al tiempo que insistió en que la coparticipación del 30% de las retenciones a la soja servirá a las provincias y municipios "para mantener la actividad y empleo".

"Yo no sé qué pasó ayer para que se genere esta situación", lamentó, por su parte, el titular del bloque kircherista de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi. Según él, el Gobierno "no hizo nada" para recrudecer el conflicto agropecuario sino que, por el contrario, tomó "una medida histórica" e "importantísima". El legislador también se defendió de las críticas a su bloque por no haber dado ayer quórum para la sesión especial que pedía la oposición: "La responsabilidad –dijo- era de ellos, que nunca dan quórum cuando nosotros queremos debatir".

Comentá la nota