El conflicto abrió una grieta entre las asociaciones de bancos

Varios banqueros se enojaron por la decisión de Adeba de apoyar al Gobierno
El conflicto del Banco Central (BCRA) puso en evidencia las fuertes diferencias que existen en el sistema financiero, tanto entre los banqueros nacionales como entre éstos y el resto del sector.

En la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba) se habría desatado un fuerte debate interno por la decisión de Jorge Brito, presidente de la entidad, de emitir la semana pasada un comunicado en respaldo del uso de reservas y para llamar a Martín Redrado a renunciar a la presidencia del BCRA.

"Yo me desayuné de la circular cuando la vi publicada en un sitio de Internet. Fue una medida inconsulta", se quejó un banquero de Adeba, que pidió no ser nombrado. "Todavía nadie hizo nada, pero lo vamos a tratar tarde o temprano", advirtió, aunque reconoció que en ningún momento se piensa en un cambio de conducción.

Según confirmaron diversas fuentes a LA NACION, Brito no habría consultado previamente sobre el comunicado a ninguno de los miembros del directorio de la gremial que agrupa a la banca nacional. "El representante de Banco Galicia en Adeba estaba de vacaciones", dijeron en el banco nacional, que, por tamaño, es uno de los miembros con más peso.

Aprovechando que la mayoría de los miembros del directorio de Adeba estaba de vacaciones, Brito habría tomado la decisión de enviar el comunicado por pedido del propio ex presidente Néstor Kirchner. Incluso hay quienes le atribuyen al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, la elaboración de parte del texto. "Creemos firmemente que el presidente del BCRA debería tener en cuenta esta realidad y, con su renuncia, contribuir a preservar la estabilidad del sistema, por la que tanto ha trabajado", decía el comunicado.

Ayer Brito no quiso hacer declaraciones sobre esta cuestión

Pero la actitud de Brito no sólo habría generado malestar entre los miembros de Adeba, sino también en otras asociaciones, que se mostraron aún más disgustadas por el hecho de que el comunicado de Adeba sirviera luego de argumento para el decreto de remoción de Redrado. "Varios socios están enojados por la actitud de Adeba. Dicen que es una vergüenza. Además, todavía ahora está ganando Redrado 2 a 0", dijo un banquero.

En la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que reúne a las entidades de capital extranjero, la decisión habría sido precisamente la de bajar el perfil y no tomar partido en el conflicto. "No corresponde que como bancos extranjeros opinemos en una cuestión así. Después de lo que pasó en 2001, aprendimos que en estas situaciones no hay que exponerse. Somos casi todos ejecutivos con un mandato de gestión. No es como el caso de Brito, que es el dueño y después no tiene a quién darle explicaciones", explicó en estricta reserva un banquero.

La iniciativa de Adeba habría recibido, sin embargo, el apoyo de los bancos públicos de Abappra, con la excepción del Ciudad, que también se desligó del tema.

Comentá la nota