Confiscaron 700 fotos de Berlusconi en una fiesta con chicas en bikini y topless

Lo ordenó una fiscalía de Roma para impedir su publicación en una revista.
Aunque repetidamente acusa a la justicia italiana de "subversiva" y de "togas rojas", Silvio Berlusconi logró ayer que la fiscalía de Roma secuestrara 700 fotos tomadas durante una fiesta en su lujosa villa Certosa de Cerdeña, en la que aparecen decenas de chicas, algunas en bikini y otras en topless. En el "harén" se encontraría Noemi Letizia, que entonces era una menor y acaba de cumplir 18 años.

El escándalo en el escándalo estalló al publicar ayer el Corriere della Sera la noticia de la existencia de las fotografías tomadas por Antonello Zappadu, que incluía en una doble página del matutino de Milán el pedido a la Justicia del principal abogado de Berlusconi, Nicola Ghedini, parlamentario del partido de Il Cavaliere, de impedir la publicación de las 700 imágenes. Zappadu aclaró que poseía entre 200 a 300 imágenes y que las otras habían sido borradas. También dijo que deformó las caras de las chicas que le parecían menores. También deformó las caras de otros personajes como el presidente de la República Checa que visitó Villa Certosa en 2008.

El caso de las fotos que nadie debería ver y todos quieren mirar terminó por dominar esta última parte de la campaña para las elecciones europeas del domingo 7 de junio. Ningún político habla de los problemas europeos. Los partidos del gobierno y la oposición están concentrados en atacarse por los escándalos de Berlusconi.

En primer lugar está las frecuentes visitas de Noemí Letizia por parte del premier. De "frecuentar menores" lo acusó su propia esposa, Verónica Lario, quién decidió pedirle el divorcio. Ayer, el director deportivo de la Renault, Flavio Briatore, un millonario amigo de Berlusconi, salió a defenderlo. "Silvio es un single desde hace años -reveló-, no vive con su mujer y ella también hace su vida".

El fotógrafo Zappadu es el mismo que hace algunos años fue autor de las fotografías publicadas por la revista Oggi en la que se ve en Villa Certosa a Berlusconi circundado por veinteañeras que se sientan en sus rodillas.

El principal partido de oposición, el Partido Democrático de Centroizquierda, anunció una interpelación parlamentaria para saber "en base a que leyes y a cuales normas la Fiscalía de Roma decidió secuestrar las fotografías hechas en un lugar público". La oposición también se quejó en el Parlamento por el uso de aviones de la Aeronáutica para transportar cosas y personas a la villa de Berlusconi en Cerdeña.

Berlusconi reaccionó ayer la avalancha de críticas y aseguró ser víctima de una conspiración de "sinistra". El primer ministro reiteró que a la izquierda "las acusaciones se les volverán en contra como un boomerang y nosotros recibiremos el 40% de los votos". Los sondeos no indican que los últimos escándalos hayan disminuido vistosamente el consenso popular hacia Berlusconi. Si al voto al partido de las Libertades del primer ministro se suma un 10-11% que se prevé captará en las ricas regiones septentrionales la aliada Liga Norte de Umberto Bossi, la coalición de los conservadores recibirá un firme espaldarazo del electorado, superior al 50% de los sufragios.

Comentá la nota