Confirmaron que no habrá aumentos en las tarifas de los colectivos larga distancia

La Secretaría de Transporte de la Nación definió el nuevo esquema para la determinación de la Base Tarifaria de Aplicación (BTA) que regirá para los servicios de transporte automotor de pasajeros interjurisdicionales, conocidos como "larga distancia".
La resolución que lleva la firma del secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, entrará en vigencia a partir de la publicación en el Boletín Oficial, informó ayer la dependencia en un comunicado.

Schiavi afirmó que el nuevo esquema "no significa un aumento en las tarifas en los ómnibus de larga distancia; por el contrario, reducirá la distancia entre los valores máximos y mínimos de los pasajes y fijará una regulación más restrictiva para los precios en los trayectos no competitivos", explicó.

Sin definiciones

"No hay definido un aumento en las tarifas para los ómnibus de larga distancia", remarcó el funcionario, quien agregó que la nueva metodología que se utilizará para definir el cuadro tarifario en este segmento "implica asumir una política agresiva para regular a los monopolios en el transporte".

"Este instrumento tiene como pretensión corregir la discreción monopólica que existe para la fijación de las tarifas", explicó Schiavi, y añadió que además se busca "generar un nuevo esquema que brinde previsibilidad y que sea más justo".

En la actualidad, recuerda el comunicado, la diferencia que existe en la banda tarifaria -entre el precio máximo y el mínimo-, es de hasta 100 por ciento para un mismo trayecto.

Esta amplitud en las bandas tarifarias permite establecer precios elevados en los recorridos en donde no hay competencia y más bajo en los que existe una variedad de oferta.

Empresas

La iniciativa propicia reducir la diferencia entre el máximo y el mínimo a 25 por ciento, por lo que las empresas podrán definir valores hasta 10 por ciento de la tarifa media y/o 15 por ciento por debajo.

El nuevo mecanismo definirá una tarifa media, teniendo en cuenta el valor por kilómetro que se aplica en los recorridos en los que existe competencia.

En aquellos trayectos en los que no hay competencia se tomará el valor por kilómetro de los mercados competitivos y esa ecuación se trasladará a estos recorridos para determinar la tarifa media.

"De esta manera recortamos la discrecionalidad que existe en determinados recorridos en los que los valores se establecen de forma arbitraria", afirmó.

Y añadió: "buscamos eliminar las inequidades absurdas, que en algunos casos presenta esta modalidad de transporte; por ejemplo, que en los recorridos de más de mil kilómetros los pasajes son más caros que el del avión", precisó.

Comentá la nota