Confirman que Scioli irá por la reelección en Provincia

Confirman que Scioli irá por la reelección en Provincia
El oficialismo puso en marcha un operativo para definir su estrategia electoral de cara a 2011 con la profundización del operativo clamor para que Néstor Kirchner retorne a la Casa Rosada y la confirmación de que Daniel Scioli buscará la reelección en Buenos Aires.
De este modo, una boleta electoral del oficialismo con la presencia de Kirchner y Scioli podría volver a repetirse en 2011 y de ese modo se reiterarían las máximas referencias que el oficialismo utilizó en 2003 y 2007 (con Cristina Kirchner como candidata) y en junio pasado.

La idea del regreso del ex presidente a la jefatura de la Nación fue confirmada por el propio patagónico a dirigentes ultrakirchneristas y a intendentes del conurbano bonaerense y comenzó a tener repercusión en ámbitos públicos en los últimos días.

El ex presidente Kirchner viene de perder las elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires, donde fue derrotado por el frente Unión PRO de Francisco De Narváez y Felipe Solá.

El gobernador de Buenos Aires se presentará como candidato a la reelección en las elecciones de 2011, encuadrado bajo el proyecto nacional del ex presidente, según confirmó este mismo domingo su jefe de Gabinete, Alberto Pérez.

"Cuando comenzamos la gestión, nos planteamos reformar los planes sociales, la Justicia y la lucha contra la droga. Todos estos cambios están siendo acompañados por el Gobierno provincial y por dirigentes de la política nacional", argumentó Pérez.

En la misma línea, el funcionario de Scioli dijo que el gobernador cuenta con el "acompañamiento" de Kirchner, quien a su vez comenzó a perfilar su nuevo proyecto presidencial.

El mandatario bonaerense, que había mostrado expectativas por llegar a la Presidencia, decidió consolidar su poder en territorio provincial ante el avance del líder de la CGT, Hugo Moyano, y la fuerte figura de su vicegobernador Alberto Balestrini.

El jefe cegetista cerró la semana con el lanzamiento de un espacio político-sindical propio, desde donde advirtió que el gremialismo está en condiciones de asumir la "conducción" del poder político.

La jugada del camionero prendió luces amarillas en el entorno de Scioli, quienes se apresuraron a jugar la carta de la reelección y dejar aclarado su fidelidad a la Casa Rosada, en medio de complicaciones económica y financieras de las arcas provinciales.

En tanto, el propio Balestrini debió aclarar en varias oportunidades que respalda la gestión de Scioli, ante las versiones de la asunción del gobernador a la banca de diputado a la que accedió en junio pasado cuando fue candidato testimonial.

Comentá la nota