Confirman receso en la administración pública

Lo dispuso el gobernador Jorge Sapag a través de un decreto para el período comprendido entre el 21 de diciembre y el 31 de enero.
El gobierno de la provincia de Neuquén dispuso receso administrativo entre el 1 y el 31 de enero próximo para la administración pública central, con excepción de las áreas de Salud, Educación y Seguridad. El alcance del receso quedará limitado por el mantenimiento de los servicios esenciales y el funcionamiento básico de cada organismo.

Además, se establece que los empleados de la administración central concentren sus licencias por vacaciones en el período comprendido entre el 21 de diciembre de este año y el 31 de enero de 2010.

Las medidas figuran en el decreto 2031, firmado por el gobernador Jorge Sapag y los ministros del gabinete, que además declara asueto administrativo sin alcance bancario para la administración central, entidades autárquicas y descentralizadas para los días 24 y 31 de diciembre próximos.

Los ministerios y secretarías de Estado "deberán prever las guardias que en cada caso correspondan", con el fin de garantizar su funcionamiento básico y el de los organismos que "brinden servicios esenciales indispensables o públicos especiales a la población".

También se instruye a cada organismo y dependencia oficial para que se adopten "las medidas necesarias" que garanticen la continuidad de los servicios esenciales durante las jornadas de asueto del 24 y 31 de diciembre.

El decreto se fundamenta en "la disminución del ritmo de trabajo" que se registra en los meses de enero, en coincidencia con los recesos establecidos en otros organismos municipales, provinciales y nacionales por lo cual es posible "acumular las licencias anuales ordinarias, sin perjuicio de los casos excepcionales que, por razones de servicio, personales o familiares, exijan la postergación de la misma".

El período del receso "será considerado inhábil a los efectos del trámite de expedientes, reclamos o recursos, así como también quedarán suspendidos todos los términos previstos en los procedimientos y reglamentaciones vigentes, ello sin perjuicio de la validez de los actos cumplidos que, por su naturaleza, resulten impostergables".

Además, los fundamentos aluden a la proximidad de las fiestas de Navidad y Año Nuevo y a la necesidad de "fortalecer los vínculos afectivos y de amistad de las familias". Por lo tanto, las medidas adoptadas tienden a "aunar y fortalecer los lazos familiares y comunales".

Comentá la nota