Confirman procesamiento contra cinco ex comisarios de la Policía de Río Negro

El procesamiento dictado por el Juez Martín Lozada respecto de cinco ex comisarios, dos ex oficiales y una ex suboficial de la fuerza, fue confirmado por la Cámara del Crimen de esta ciudad. El magistrado les atribuye la comisión del delito de estafa por abuso de confianza. Hecho que habría sido cometido en perjuicio de un centenar de compañeros de armas.
La causa penal tuvo su inicio en la denuncia formulada por parte de dos empleados policiales, quienes indicaron que en el año 1986 se constituyeron las asociaciones civiles denominadas “Dina Huapi I” y “Dina Huapi II”. Cada una de aquellas integradas por cincuenta miembros de la Policía de la Provincia de Río Negro en funciones o retirados, con el objeto de construir igual número de viviendas bajo el régimen de propiedad horizontal.

Según se informó hoy desde Tribunales, los denunciantes sostuvieron que dichas viviendas habrían de ser construidas en la localidad de Dina Huapi, en un terreno de 46.946,64 metros cuadrados, que había sido otorgado en venta por el Poder Ejecutivo Provincial, en condominio y por partes iguales, a los citados consorcios.

No obstante ello, y en razón de un crédito por tasas impagas sobre el referido terreno, la Comisión de Fomento de Dina Huapi inició su ejecución judicial. En función de lo cual se intimó al pago a las citadas asociaciones y se les trabó un embargo.

Indicaron los denunciantes que en el mes de marzo de 2002 se llevó a cabo un acuerdo entre los consorcistas y la Comisión de Fomento, en función del cual se reconoció la existencia de la deuda dineraria alegada. Que los consorcista cedieron parte del terreno a la citada comisión, permaneciendo con alrededor de 10.000 metros cuadrados.

Los denunciantes sostuvieron que los ahora procesados se reunieron en asamblea de modo furtivo y a espaldas del resto de los consorcistas, con el objeto de nombrar nuevas autoridades. De ese modo se autoconstituyeron en las autoridades de los consorcios y, al día siguiente, en el marco de una segunda asamblea, repartieron el remanente de terreno en provecho propio.

El fallo

El Juez Lozada dictó el procesamiento de los ex miembros de la policía provincial en el mes de octubre de 2007, al considerar provisoriamente comprobado que llevaron a cabo una maniobra defraudatoria en contra de los intereses de los consorcista y originales adquirientes de los lotes de referencia.

Y que hicieron tal cosa con el afán de disponer de aquéllos y, consecuentemente, obtener un provecho personal de índole patrimonial de carácter indebido. Provecho, claro está, que se tradujo en un franco perjuicio patrimonial para los restantes miembros de los consorcios.

Finalmente, se indicó que “prueba de ello resulta que omitieron, pese a conocer el paradero y la dirección precisa de una parte sustancial de los consorsistas, su convocatoria a dichas dos trascendentales asambleas”.

Comentá la nota