Confirman los dos primeros casos de dengue de 2010 en Corrientes

Se trata de un padre y una hija que habrían contraído la enfermedad en la ciudad misionera de Puerto Iguazú. La adolescente estuvo internada hasta ayer en el Hospital Pediátrico. El hombre permaneció aislado en la casa de sus padres.
Dos integrantes de una familia correntina, que en busca de mejores oportunidades laborales debió emigrar a Puerto Iguazú, Misiones, son los primeros casos de dengue clásico confirmados por el Laboratorio Central del Ministerio de Salud de Corrientes. Así lo confirmó Alejandra a "época", quien es esposa de un efectivo de una fuerza de seguridad nacional y madre de una adolescente de 13 años, los dos pacientes en cuestión.

Según comentó la mujer, padre e hija contrajeron la enfermedad en la ciudad misionera en la que residen. "Aymará fue la primera en tener toda la sintomatología del caso. Aparecieron a los dos días de haber asistido a un campamento", contó. Esto ocurrió antes del 31 de diciembre, fecha en que la familia completa se trasladó a la capital correntina para compartir con los familiares la fiesta de Año Nuevo.

"Después fue mi esposo el que empezó con los síntomas y, como coincidían con los del dengue, la primera medida que adoptamos fue aislarlos", dijo Alejandra. Para ello también contaron con la valiosa colaboración de un médico vecino, "que en cuanto le comenté el cuadro que presentaban ya me confirmó que era dengue", agregó.

Aymará fue trasladada al Hospital Pediátrico, donde se le tomaron las muestras de sangre correspondientes. Otro tanto ocurrió con su padre. Después, en el Laboratorio Central se realizaron los correspondientes análisis, los cuales dieron positivo en ambos casos.

La adolescente estuvo en observación en el centro de salud infantil hasta ayer. "Los médicos le dieron el alta porque consideraron que ya estaba superada la etapa más crítica para ella y para quienes convivimos con ella. Por eso ya está con nosotros pero continuamos con los cuidados de rigor", comentó la madre.

Tanto al padre como a la chica se les suministró paracetamol para la fiebre "y a mi esposo, además, le inyectaron dipirona", dijo la mujer.

En varias oportunidades, durante el diálogo, Alejandra remarcó la excelente atención y el nivel de los profesionales médicos que atendieron tanto a su hija como a su esposo. "Ni bien tuvieron la confirmación de los casos funcionarios de Epidemiología se pusieron en contacto con los médicos y vinieron a fumigar la casa de mis suegros (residencia temporaria de la familia)", aseguró.

Pero las tareas de fumigación no se limitaron a ese hogar, en las últimas horas también hicieron lo propio en las casas aledañas del barrio San Martín, donde se encuentra ubicada la vivienda.

"Estamos muy conformes con la seriedad y responsabilidad con la que tomaron el tema. Eso nos brindó mucha tranquilidad", apuntó Alejandra aunque, no obstante, también comentó que en algún momento le insinuaron que sería mejor que regresen a Puerto Iguazú. "Pero no lo quisimos hacer porque, ante todo, somos correntinos y porque nos consta que el sistema sanitario allí no está tan preparado para una situación semejante", indicó.

Buscando el origen

Alejandra comentó que a través de amigos y vecinos de Puerto Iguazú lograron establecer una especie de ruta de contagio. "De acuerdo a lo que pudimos averiguar, en el grupo que fue de campamento había un chico que desde hacía varios días estaba con fiebre alta y así y todo viajó y compartió con los demás chicos", aseguró.

"Pero también nos enteramos que serían varios los casos confirmados en el barrio en el que reside este chico. A esto le debemos sumar el hecho de que esa zona es muy tropical y que estamos muy cerca de las fronteras de Paraguay y Brasil, países en los que existen brotes de fiebre amarilla, dengue y leishmaniasis", argumentó la mujer.

Todos estos motivos son, sin dudas, razones de peso como para no querer trasladarse hasta esa región, ya que, como contó Alejandra, en Corrientes no sólo se sienten contenidos desde el punto de vista sanitario sino también afectivo, "porque todos nuestros familiares están acá", sentenció.

Comentá la nota