Confirman el primer fallecimiento por la gripe A en Tucumán

El ministro de Salud, Pablo Yedlin, informó a EL SIGLO que la primera víctima fatal de la enfermedad, confirmada por los estudios de laboratorio, es una mujer joven, que falleció hace un mes.
El Ministerio de Salud Pública notificó ayer sobre el primer caso fatal de gripe A confirmado por los estudios de laboratorio desde que estalló la pandemia de la enfermedad; al tiempo que aclararon que hay otros 27 fallecimientos sospechosos, los cuales están siendo analizados por el Instituto Malbrán de Buenos Aires.

El titular de la cartera sanitaria, Pablo Yedlin, precisó anoche a EL SIGLO que la primera víctima fatal confirmada de la influenza A "se trata de una mujer joven, que falleció hace aproximadamente un mes y que había estado internada en grave estado durante más de 20 días en un sanatorio privado, luego de dar a luz".

Horas antes, desde el Ministerio, habían dado a conocer otras cifras respecto a las víctimas fatales confirmadas por los análisis de laboratorio, información que más tarde fue desestimada por el propio Yedlin y por el titular de Epidemiología del SIPROSA, Rogelio Cali.

"Tenemos un sólo caso confirmado por el Malbrán y hay otros 27 sospechosos, cuyos resultados llegarán a la provincia en las próximas horas, lo que nos permitirá confirmar o descartar la presencia del virus de la influenza A", aseguró el Ministro a este diario.

Por su parte, Cali informó que "hay una muerte confirmada por laboratorio y otras 27 en estudio". Además, indicó que, hasta anoche, el número de pacientes internados con gripe A en distintos hospitales y sanatorios privados se mantenía en 130, 16 de los cuales permanecían "en grave estado y bajo asistencia respiratoria mecánica".

Bajan contagios e internaciones

Por su parte, el gobernador José Alperovich dijo ayer que se está produciendo una baja en la curva epidemiológica por la gripe A, con un descenso en el número de internaciones y consultas. "Está bajando la curva, antes teníamos 180 internados y ahora estamos en 130", precisó y destacó que "con el inicio de clases (el último lunes) no pasó absolutamente nada, fue normal y cada vez hay menos gente que va a hacer consultas y está bajando el número de casos", insistió.

El titular del Poder Ejecutivo aclaró que "esto no quiere decir que hay que bajar los brazos, porque con la gripe A tenemos que acostumbrarnos a vivir también en el verano". Además, hizo hincapié en la necesidad de mantener las medidas preventivas para evitar contagios. "Lo importante es el aseo, la limpieza y consultar al médico si hay síntomas de fiebre para poder tomar el medicamento dentro de las primeras 48 horas, porque esto resuelva gran parte de los problemas de la gripe A", recalcó.

Yedlin coincidió con ese diagnóstico y aseguró que "la curva de la epidemia está descendiendo significativamente en las últimas dos semanas, con menor cantidad de contagios e internaciones".

"Ya pasamos el peor momento de la epidemia y la sensación es que el sistema sanitario provincial logró superar una situación que se presentaba muy complicada con un gran trabajo de todos los sectores, desde los funcionarios hasta las enfermeras", agregó el funcionario.

"Pasó el pico, no la epidemia"

No obstante, al igual que el Gobernador, el Ministro de Salud advirtió que "el virus seguirá circulando y seguramente habrá más casos de gripe A durante lo que resta del invierno e incluso durante el verano, lo cual nos obliga a seguir trabajando fuertemente en la prevención. El pico de contagios ha pasado, pero no la epidemia", resumió.

Sobre este último punto, Yedlin reiteró que "es muy importante mantener las medidas de higiene, con el lavado frecuente de manos, y que las personas que presenten síntomas gripales, como ser dolor de cabeza, tos y fiebre alta, se queden en su casa y no vayan al trabajo o a la escuela". También aconsejó a quienes tengan cuadros gripales que "concurran de inmediato al médico para recibir el tratamiento y la medicación correspondiente dentro de las primera 48 horas (desde la aparición de los síntomas)".

En tanto, el epidemiólogo Cali afirmó que tanto las consultas, como las internaciones y suministro de medicamentos antivirales "demuestran un descenso considerable en los últimos días, lo cual indica que la curva epidemiológica está en claro descenso". Sin embargo, consideró que "hay que seguir trabajando como desde el primer día, para que esta mejora sea permanente y no solamente un amesetamiento temporal de la epidemia".

Comentá la nota