Confirman el primer caso de gripe A en Tierra del Fuego

Se trata de una mujer extranjera quien llegó a Ushuaia desde Río de Janeiro. Existe otro caso sospechoso. El uno y el otro tuvieron contacto con el Colegio del Sur y Escuela Los Calafates, por lo que ambos establecimientos serán cerrados por 14 días. En Río Grande hay otros dos casos suspectos.
Son pacientes que llegaron desde Chile y Brasil. Hay una fuerte preocupación por la gran cantidad de gente que se desplazó este fin de semana largo a Punta Arenas.

El Ministerio de Salud notificó anoche el primer caso de gripe A en Tierra del Fuego. Se trata de una mujer extranjera quien reside en Ushuaia y que realizó recientemente un viaje a Río de Janeiro.

Las autoridades sanitarias confirmaron que la señora «ya se encuentra estable y sin síntomas, y que permaneció durante todo este tiempo en aislamiento en su casa».

La ministro de Salud, María Grieco, anunció que desde el Ministerio se trabajó en el seguimiento de los contactos cercanos de la persona afectada, «habiendo un caso sospechoso que es un contacto directo del caso confirmado».

En virtud de que, tanto el caso confirmado como el sospechoso tuvieron contacto con las instituciones educativas «Colegio del Sur» y «Escuela los Calafates», se determinó su cierre por el término de 14 días.

Cabe recordar que el Colegio del Sur se encontraba cerrado preventivamente desde el pasado jueves, mientras se investigaba el ausentismo de numerosos estudiantes.

«La decisión de cerrar los establecimientos educativos se relaciona con la aparición del primer caso en la provincia, para disminuir la propagación inicial».

Dos pacientes en Río Grande

En tanto en Río Grande fueron confirmados dos casos sospechosos de gripe A, que fueron reportados el viernes en Río Grande; según informó el responsable del Comité Operativo de Emergencias (COE), Daniel Duarte.

El primero es una mujer que llegó desde Punta Arenas y empezó con manifestaciones a las 24 horas. Mientras que el otro es un hombre quien regresó a la ciudad desde Brasil, que presentó síntomas al sexto día. En ambos casos permanecen en aislamiento y seguimiento domiciliario, se hicieron los hisopados, y las muestras fueron enviadas al Instituto Malbrán de Buenos Aires; aunque los resultados no se conocerían esta semana sino la próxima.

Migrantes de fin de semana

Pero la principal preocupación de las autoridades sanitarias es la cantidad de gente que se trasladó este fin de semana a Punta Arenas, donde ya se notificaron 59 casos de Influenza A. «Estamos preocupados por la cantidad de casos que puede llegar a haber después de este fin de semana», señaló Duarte.

Mientras tanto, el COE se prepara para realizar un importante operativo de seguimiento, una vez que se conozcan con nombre y apellido las personas que viajaron a la ciudad chilena. Hoy se realizará una reunión en el Hospital Regional Río Grande, donde se definirán los pasos a seguir.

«Por lo que nos han informado es impresionante la cantidad de personas que viajó a Punta Arenas este fin de semana. Lo que haremos es una recolección precisa de esos datos ya que todos tendrán que recibir un escudamiento y un seguimiento de, por lo menos, diez días», aseguró el médico. Es que para las autoridades no se puede dejar librado al azar la cantidad de gente que se trasladó hacia Chile, uno de los países con más casos en Sudamérica.

Medidas

En una conferencia de prensa brindada el viernes en Ushuaia, autoridades sanitarias explicaron las medidas que el COE realiza, que permitirán enfrentar los casos que se presenten en la provincia.

El responsable del Programa de Emergencias, Horacio Artieda, indicó que hasta el jueves se había efectuado el seguimiento telefónico a 769 personas provenientes de zonas afectadas, y en este momento se encuentran también 150 individuos en seguimiento, de los cuales 110 son turistas y 40 residentes quienes cumplen con una parte de la definición de caso sospechoso, que es la del nexo epidemiológico.

Artieda anunció que este fin de semana se adecuará la parte técnica de una línea gratuita 0800 que se utilizará para pacientes en seguimiento, «en virtud de facilitarles el acceso al sistema de salud y en lo posible, para que no tengan que movilizarse», confirmando que dicha línea ya cuenta con un operador «dispuesto y entrenado» para la atención de los llamados.

La ministro de Salud, María Grieco, dijo anoche, en tanto, que que «en el contexto de la pandemia, la aparición de Influenza A en Tierra del Fuego, es una situación que veníamos alertando».

«Seguiremos trabajando en la misma línea para minimizar, en la medida de lo posible, la extensión del virus; que si bien tiene una baja mortalidad, la transmisibilidad es muy alta, contando con la posibilidad de que aparezcan nuevos casos en los próximos días».

Comentá la nota