Confirman el primer caso de dengue de la temporada

El hombre, un ex gendarme, está aislado en su casa. La provincia ya había declarado el alerta amarilla. Y crece la preocupación en el norte de Salta y Chaco. Recomiendan la descacharrización de las casas.
El primer caso de dengue de esta temporada, que se produjo en Misiones, fue confirmado ayer. Al mismo tiempo, empezó a sonar la alarma en Salta y Chaco, dos de las provincias más afectadas habitualmente por el virus que transmite el mosquito Aedes aegypti. Un ex gendarme de 57 años que vive en el barrio Belén, de Puerto Iguazú, tiene el dudoso honor de iniciar el conteo, según anunció el Ministerio de Salud Pública. El paciente fue detectado tras declararse el estado de alerta amarilla por la existencia de tres casos positivos en la ciudad paraguaya de Presidente Franco, en la Triple Frontera.

Para las autoridades sanitarias, este es un caso "importado", ya que el paciente admitió haber estado allí hace unos diez días. El ex gendarme se encuentra aislado en su casa y ya se realizó el bloqueo sanitario en todo el barrio con fumigaciones y también descacharrización. Su familia no tiene síntomas de la enfermedad.

El subsecretario de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, explicó que el hombre concurrió al médico el jueves con "sintomatología difusa, respiratoria, coriza (resfrío), poca tos y dolor de garganta. Consultó en varias oportunidades y el viernes tuvo un estado de decaimiento general y fue medicado en forma ambulatoria hasta que el martes a la tarde se le tomó la muestra y pocas horas después pudimos confirmar este caso como positivo de dengue".

Este caso de dengue se conoció apenas una semana después que Manzur; su colega de Paraguay, Esperanza Martínez, y autoridades sanitarias de Brasil mantuvieran una reunión en Puerto Iguazú para planificar y consensuar las medidas a tomar para evitar la propagación del virus en verano.

En Paraguay ya se reportaron 219 casos sospechosos de dengue, de los cuales 62 fueron confirmados. Entre estos últimos se encuentran tres pacientes de Presidente Franco, ciudad fronteriza que está a 15 kilómetros de Puerto Iguazú.

Tras decretarse el alerta amarillo por el brote en Paraguay, las autoridades realizaron un relevamiento en la ciudad de las Cataratas y se encontraron con un dato alarmante. Tras relevar 305 viviendas descacharradas por Saneamiento Ambiental, se constató que el índice de infestación es del 12%.

La presencia del dengue en la región es una realidad. Brasil reportó en Mato Grosso, Bahía y Minas Gerais 368 casos con siete muertos; mientras que en Paraguay el virus ya hizo su aparición en Concepción, Presidente Franco; Vallemí, aledaña a Asunción, y Puerto Pinasco. En Bolivia, en tanto, desde octubre se detectaron 186 casos en el departamento de Pando, en la frontera con Brasil, y otros 30 en el resto del país.

En tanto en Orán, Salta, el Levantamiento de Indice Rápido (LIRa) realizado la semana pasada, constató que hay entre un 17% y un 21% de infestación domiciliaria. Según los especialistas, de registrarse ahora un brote de dengue teniendo estos índices, sería mucho más fuerte que el anterior, porque un brote se puede controlar cuando la infestación domiciliaria oscila entre el 1% y 5%.

Por el momento, en toda Salta no se reportó ningún caso de dengue desde los últimos registrados en junio. Sin embargo, los especialistas, esperan que el nuevo brote comience en Orán, a fines de diciembre, para las fiestas de fin de año, cuando una gran parte de su población emigre hacia Bolivia, a visitar parientes.

Héctor Janútulo, Jefe de Area Dpto. San Martín de Control de Vectores informó que en Salvador Mazza (fronteriza con Bolivia), se realizó un relevamiento similar que dejó un 20% de casas infestadas. Un porcentaje similar se registraría en Tartagal.

Chaco, una de las provincias más castigadas el último verano, recibió en las últimas semanas 42 casos sospechosos de dengue, aunque hasta ahora todos fueron descartados. De todos modos, el gobierno reconoce que tarde o temprano aparecerán casos comprobados. "Pretender no tener ningún caso de dengue es absurdo", dijo el ministro de Salud, Francisco Baquero.

La epidemia fue un dolor de cabeza y un factor de desgaste para el gobernador Jorge Capitanich, que por entonces tenía como ministra de Salud a su esposa, Sandra Mendoza, de la que separaría meses después. El gobierno fue muy criticado por difundir la existencia de menos de diez casos en toda la provincia cuando ya eran cientos.

Finalmente, los enfermos registrados oficialmente fueron en ese primer brote alrededor de 13.000, si bien intendentes de la oposición y organizaciones no gubernamentales estiman que la cifra de infectados fue muy superior. En Charata, por ejemplo, el intendente de la localidad, Miguel Tejedor, realizó un censo propio que arrojó que 12.000 habitantes tuvieron dengue, cuatro veces más que lo declarado por los números del gobierno provincial.

ERNESTO AZARKEVICH (MISIONES), JESUS RODRIGUEZ (SALTA), SERGIO SCHNEIDER (chaco)

Comentá la nota