Confirman que ocho policías no fueron a trabajar por rebeldía

Tras la publicación de DIARIO DE CUYO que reveló que la mitad de los policías de la Seccional 26ta. pidieron parte médico y no fueron a trabajar, supuestamente en protesta por la detención de un compañero sospechado de pedir coimas, la Jefatura de Policía ordenó ayer hacer una junta médica para revisar a cada uno de esos uniformados.
Sólo a 5 efectivos les justificaron los certificados. A otros 8 les dijeron que no estaban enfermos y les ordenaron que vuelvan a trabajar, afirmaron altas fuentes policiales. Además, ahora les iniciarán causas administrativas que pueden derivar en sanciones, indicaron.

El ausencia de más de la mitad de los policías con que cuenta la Seccional 26ta. del barrio Los Tamarindos, Chimbas, fue tomado por los mandos policiales como una manifesta actitud de rebeldía. Varios uniformados -de esa misma dependencia y otras áreas- afirmaron a este diario que el "faltazo" fue una respuesta por la bronca y el malestar que generó la decisión del juez José Atenágoras Vega de meter preso al oficial inspector Marcelo Uliarte, jefe de la "Brigada calle" de esa seccional.

Uliarte fue detenido el lunes último a la noche después de que una familia de Villa Obrera, Chimbas, lo acusara de exigirle dinero a cambio de no abrirle otra causa, según versiones judiciales. La policía allanó su casa el 15 de este mes buscando objetos robados, y lo que dicen los denunciantes es que Uliarte luego regresó en varias oportunidades para pedir plata. Supuestamente solicitó 1.000 pesos, después 500 y por último 300, pero no llegó concretarse el supuesto pago, de acuerdo a las fuentes.

La detención de Uliarte no fue bien digerida por sus compañeros y policías de otras dependencias que hasta cuestionaron al juez Vega, sosteniendo que el oficial fue víctima de una falsa denuncia y que no hay pruebas contra él.

En medio de todo esto, entre el miércoles y el jueves último empezaron a aparecer los certificados médicos en la Seccional 26ta. y llegaron a un total de 13 (primero se habló de 12) policías que no se presentaron a trabajar por enfermedad. Más de la mitad del personal de la comisaría, teniendo en cuenta que son 25. Más que una coincidencia, los altos mandos de la Policía consideraron como una "protesta" al hecho de que se hayan enfermado tantos efectivos al mismo tiempo.

Ayer, la Jefatura dispuso que esos efectivos con parte médico se presentaran al mediodía en la División Sanidad de la Central para ser vistos por un doctor. En 5 de los casos confirmaron que estaban enfermos, pero a otros 8 no les justificaron los certificados, confirmó un alto jefe policial. Directamente les dijeron que no estaban enfermos y podían trabajar, de modo que les ordenaron presentarse en sus respectivas guardias, señalaron en la Central de Policía. De no presentarse, pueden ser sancionados. De igual forma, un oficial superior sostuvo que se dispuso iniciar sumarios administrativos a esos 8 policías para establecer, o no, si incurrieron en una falta o un acto de indisciplina por no querer ir a trabajar. Hasta podrían descontarle parte del sueldo por los días que no fueron a la comisaría, o recibir alguna sanción, explicaron en la fuerza.

Comentá la nota