Confirman que las obras de dragado del arroyo Balta son inminentes y “no hay vuelta atrás”

Son parte de los trabajos de la Autopista y ya están “adjudicados y autorizados”. Habrá una “comisión inspectora” integrada por gente del Museo de Ciencias, para el rescate arqueológico. Objeciones por impacto ambiental.
Tal cual se informó, finalmente en el día de ayer hubo un primer encuentro con la gente del Organismo de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI) desde que se discuten la realización de las obras de canalización que consideran necesarias como complementarias a la Autopista Luján Mercedes, para realizar en el Arroyo Balta. Se hizo una reunión, tras el encuentro con la prensa y el intendente, a puertas cerradas con cuatro representantes del Museo de Ciencias Naturales “Carlos Ameghino”, entre ellos Jorge Petrocelli, y ahí también estuvo el actual Secretario de Obras Públicas, ingeniero Gustavo Salomone.

En el encuentro de parte del OCCOVI se explicó lo que se pretende hacer. Hubo cambios de ideas y se quedó en un acuerdo en que la semana próxima habrá una segunda reunión, entre martes y miércoles: se va a ir al lugar, allí van a explicar el proyecto y se corroborarán los planos. Además se acordó que va a conformarse una comisión veedora de los trabajos, integrada por representantes del Museo.

“Los trabajos se van a hacer, no hay vuelta atrás”, estimó el ingeniero Salomone, uno de los partícipes de la reunión con funcionarios del OCCOVI. “Se puede minimizar el impacto pero las obras se tienen que hacer sí o sí”, opinó y destacó que habrá “una comisión inspectora de los trabajos”, que son “de inminente realización” ya que están “adjudicados y autorizados”: “Cualquier día de estos van a empezar, lo harán desde el río Luján hacia arriba, por lo tanto hay tiempo de seguir charlando hasta que lleguen a la Reserva. Se va a permitir que la gente del Museo participe de la obra, ya que ellos son los que saben del tema de fósiles y si en el movimiento de tierra aparece algún fósil o cosa valiosa es obligatorio por ley nacional parar los trabajos, y rescatar esa pieza con sumo cuidado”, comentó Salomone, centrándose en el interés paleontológico de la zona de obras, pero sin hablar del impacto sobre la biodiversidad.

En tanto, sobre la propuesta de canalización paralela reconoció que es del Museo la inquietud y la comparte, aunque puso sus reparos al considerar que no sería posible: “Lo que nos explica la gente del OCCOVI es que los cursos de agua son propiedad de la provincia y el lugar en el que se haría un nuevo curso debería ser a 50 ó 100 metros, pero Hidráulica no lo permite bajo ningún punto de vista. La gente del OCCOVI dijo que es imposible que se autorice una cosa así”.

Lo cierto es que las reuniones de los integrantes de la Cooperadora del Museo se suceden para evaluar cómo seguir con este tema, y hoy por la tarde sostendrían otro encuentro, en vistas de la llegada de los funcionarios del OCCOVI la semana entrante.

Algunos consideran que los argumentos que se dan como necesarios para el dragado no son válidos, y de ahí que insisten con la no realización del mismo, también por motivos ambientales, y en una zona que está protegida como reserva. En tanto, sigue la discusión por quién tiene potestad sobre el curso de agua y sobre cuáles serían las proyecciones si se avanza de manera legal en el tema, por ejemplo con un recurso de amparo, se están evaluando.

Comentá la nota