Confirman que levantarán otra papelera en el Uruguay

Con el conflicto por Botnia caliente ante los tribunales de La Haya y con nuevas acusaciones de parte del gobierno uruguayo, los empresarios sueco finlandeses de Stora Enso y chilenos de Arauco confirmaron que invertirán U$S 2.000 millones para la creación de una nueva planta de celulosa en el país vecino, cuyas obras podrían comenzar en tan sólo diez días.
Las empresas Stora Enso y Arauco ratificaron a las autoridades de la república Oriental del Uruguay su decisión de construir otra pastera en ese territorio.

El anuncio se realizó en medio del áspero conflicto que Argentina mantiene con el país limítrofe en la Corte Internacional de La Haya.

Ejecutivos de esas compañías mantuvieron reuniones el viernes en Montevideo con el gobierno uruguayo, en las que confirmaron la decisión de construir esa fábrica, aunque no precisaron aún dónde estaría localizada. Esa inversión estaba en duda, entre otras razones por las derivaciones de la actual crisis económica mundial.

Una autoridad uruguaya dijo que dicha inversión, de aproximadamente 2.000 millones de dólares, tendrá un "alto impacto" ya que "generará 3.000 nuevos puestos de empleo" e implicará un crecimiento del dos por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), reportó Ultimas Noticias y reprodujo Infobae. Eso supone duplicar la tasa de expansión histórica de este país sudamericano.

Stora Enso y Arauco ya concretaron una inversión inicial de 344 millones de dólares al adquirir 250.000 hectáreas de bosques, campos y otros activos en Uruguay de la compañía española ENCE, que planeaba construir una planta de celulosa pero luego desistió de hacerlo. Esa operación completó su proceso legal pocos días atrás.

La instalación, concretada en 2007, de una fábrica de pasta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, motivó un litigio entre el gobierno de Uruguay y Argentina que aún espera resolución.

Comentá la nota