Confirman fondos de la Nación para reparar la casa de Fray Mocho

El proyecto ya fue enviado a la provincia y cuenta con el apoyo de Cultura de la Nación. La obra de restauración constará 200 mil pesos para la restauración de los techos, aberturas de madera y reconstrucción de un sector que fue demolido en el patio. La idea es hacer de la casa un centro cultural para promover la literatura y un museo.
Por estos días el Histórico Solar, nuevamente sufre horas de soledad y olvido. Las constantes quejas de los vecinos, por la maleza que había en el patio, fue lo que motivó al municipio a darle un mantenimiento mínimo a la casa y desratizarla.

No obstante algunas ventanas que dan a la calle están abiertas, acrecentando el deterioro de la casa.

Sin embargo esta mala racha de la casa, del periodista y escritor José Sixto Álvarez, que en 2005 estuvo a punto de ser demolida al venderse como tapera a demoler por una inmobiliaria local, sufrirá una transformación definitiva en 2010, y ocupar un lugar preponderante en el quehacer cultural de la ciudad.

A través del Acta de Reparación Histórica, la Municipalidad recibirá 200 mil pesos para la restauración definitiva de la Casa de Fray Mocho, la gran deuda cultural del Gobierno de Entre Ríos para con los habitantes de Gualeguaychú.

"Cuando estuvimos realizando el relevamiento de la casa para la elaboración del proyecto con el fin de conseguir la financiación, estuvieron de visita funcionario de Cultura de la Nación y la provincia, quienes se interiorizaron en el proyecto, con el fin de darnos una ayuda en su aprobación", explicó la secretaria de Planeamiento, Amalia Peroni.

El proyecto consiste en la restauración de la casa original y reconstrucción de un ala que fue demolida y funcionaba antiguamente en el patio.

"En esa ala, vamos a construir los baños, habitaciones y se reconstruirá una parte del piso del patio, con el fin de generar un lugar para generar talleres literarios. La construcción original que da a calle Fray Mocho, se piensa destinarla a un museo", explicó Peroni.

Algunos museólogos locales, propusieron en su momento hacer de ese espacio el museo grafico de Gualeguaychú, con el fin de mostrar la rica historia y diversidades de medios gráficos que tuvo esta ciudad desde 1853 en adelante, cuyos ejemplares se encuentran microfilmados en la hemeroteca del Instituto Magnasco.

A su vez, en el proceso de restauración se contempla dejar al descubierto algunos sectores para mostrar cómo eran los sistemas pluviales y de edificación en las construcciones coloniales de mediados del siglo XIX.

En cambio, el sector nuevo a construirse en el patio, solo se respetará la superficie cubierta de la construcción original, siguiendo los cimientos que quedaron en el patio, pero no se respetará el lineamiento arquitectónico que tiene la casa.

El proyecto ingresó en el programa de financiación y se espera contar con el dinero el año que viene, para poder comenzar a restaurar el techo de tejas, la tirantería de los techos, las aberturas de madera de la casa y la puesta en valor del frente, lo que demandaría 200 mil pesos. La mayoría de los trabajos de restauración y ampliación se harán con personal municipal lo que le abaratará costos al Estado.

"Lo que sucede es que desde afuera la casa se ve que está deteriorada, pero en una análisis más minucioso, vemos que no es tanta la superficie a restaurar. Los pisos por ejemplo están intactos, más allá de que tenemos algunas baldosas partidas, pero vamos a tratar de recuperarlas. En las paredes se deberán limpiar y en un sector queremos dejar a la vista la construcción original, donde se pueda ver los ladrillos asentados en barro. El costo mayor que tendremos es en la restauración y reconstrucción de algunas aberturas de madera y el techo", explicó Peroni.

El 2010 será un año clave para cerrar la triste y larga historia de recuperar un patrimonio arquitectónico de un alto valor sentimental para los gualeguaychuenses y la comunidad cultural de la provincia.

Comentá la nota