Confirman expectativa de aumento progresivo de combustibles

Los expendedores locales de combustibles descuentan que el aumento del 10% que programa aplicar en dos etapas en los surtidores Shell de la Capital Federal, se replicará automáticamente en la región NEA, donde ya los precios son un 10% superiores a los de Buenos Aires.

"Se va a replicar inmediatamente, porque acá no hay otro combustible como el GNC, que compita con los combustibles líquidos", evaluó ayer Miguel De Paoli, para confirmar la proyección ya adelantada de que en marzo, los combustibles alcanzarán en Argentina el precio internacional que tienen los países de la región.

Un aumento del 7% comenzó a aplicarse esta semana en las estaciones de Servicio de la Capital y la estimación adelantada ayer por medios nacionales, es que los combustibles alcancen un incremento del 10% antes de enero. Aunque el incremento sólo se activó en las estaciones Shell, se descuenta que el resto de las petroleras ajusten sus precios instantáneamente.

Hasta noviembre pasado, la reducción paulatina de las retenciones que se cobraban a la exportación de combustibles refinados, eliminó progresivamente la equiparación de los costos internos y el gasoil ya suma un aumento del 30% en los últimos doce meses.

"En 2006, el Gasoil costaba $1,60 y el aumento superó ampliamente a la inflación, estos nuevos incrementos son pequeños peldaños hasta llegar al precio internacional" evaluó el expendedor chaqueño.

La oportunidad del biodiésel

Para De Paoli, el aumento tiene el impulso positivo de potenciar la oportunidad que se habilita para la producción local de biodiésel, habida cuenta posibilidad de productores locales de generar el combustible y la obligación de las petroleras de implementar cortes obligatorios desde enero.

"Se podrá dar un gran impulso a la fabricación local de BioDiesel y el Chaco tiene mucho potencial", evaluó señalando que los productores agropecuarios locales podrán no solo generar el combustible que consumen sino también comercializarlo directamente al consumidor final.

"Es una gran oportunidad porque es un producto libre de impuestos, que es un componente importante en el precio final" señaló.

La habilitación de los cortes obligatorios de biocombustibles implica también una oportunidad para la producción del etanol que se mezclará con las naftas.

"Los productores locales pueden comenzar a producir estos biocombustibles que son de libre comercialización y en el caso de BioDiesel, un combustible de reemplazo directo con un muy buen desempeño que presenta una muy buena alternativa" valoró, agregando que hasta el momento, el producto está libre de los impuestos que encarecen los combustibles de hidrocarburos.

"Es producto libre de impuestos internos y creo que eso explica la falta interés público en la promoción, pero por ahora es una oportunidad de mercado", evaluó.

Recordó en este sentido que el gasoil tiene una carga impositiva del orden del 65% y que el precio de un litro de nafta súper, descontando todos los impuestos que soporta, es de $1,70 contra un precio final de $3,70.

Comentá la nota