Confirman docena de despidos en la empresa Durlock

(General Acha) - La firma que opera en General Acha lamentó la pérdida de recursos humanos calificados. Aún se desconoce qué variables tuvieron en cuenta al momento de elegir los empleados que serían cesanteados.
En un capítulo de reestructuración, la empresa Durlock resolvió suspender un turno de trabajo productivo, lo cual implicó la cesantía de una docena de operarios del sector industrial, con un importante efecto de desocupación.

La decisión obedece, en términos generales, a las variables del mercado, que repercutieron negativamente en la venta de materiales, que elabora la firma en su planta local desde hace más tres décadas.

La información oficial fue confirmada por el gerente de la firma, Gerardo Massague, quien en forma reiterada señaló que no se trata de una "medida caprichosa".

"Se ha producido una reducción entre el 40 y 50 por ciento en el mercado exportador, que tiene a Brasil como principal comprador", dijo el directivo.

Con respecto a la selección de los trabajadores cesanteados, Massague se excusó de ofrecer precisiones, dado que son medidas que se adoptan en el orden interno de la empresa, que tiene su sede central en Buenos Aires. Sin embargo, afirmó en forma contundente: "No son cesantías ni suspensiones, son despidos con sus correspondientes indemnizaciones".

¿Amenazas?

Por otra parte, Gerardo Massague negó que haya llegado a conocimiento de la firma que uno de los supervisores de la planta haya recibido amenazas de personas que se ocultan en el anonimato. La versión indicaba que a esa persona, cuya identidad tampoco fue revelada, estaría siendo acusada de haber influido en la selección de los empleados despedidos.

Massague concluyó diciendo que con dos turnos diurnos, la empresa continuará elaborando a la mitad de su capacidad industrial para abastecer el mercado nacional, que ronda el 60 por ciento del total de los materiales que se fabrican en General Acha. También dijo que el interés de Durlock se asienta en abastecer al mercado y mantener su rentabilidad.

Comentá la nota