Confirman que las clases vuelven y crece el malestar gremial

El PE ratificó ayer que el ciclo lectivo se reiniciará el lunes, pero los sindicatos docentes dicen que no están dadas las condiciones y exigen extender el receso de invierno.

Pese al insistente reclamo de los gremios docentes para que se postergue por una semana el reinicio del ciclo lectivo, frente al avance de la epidemia de gripe A, el Gobierno confirmó ayer que el lunes habrá que regresar a las aulas.

"Las clases empiezan el lunes, sí o sí", sentenció ayer por la mañana el gobernador José Jorge Alperovich, en declaraciones a la prensa, durante una visita a la ciudad de Yerba Buena.

"Lo que no logramos entender es qué logramos con extender las clases una semana; con una semana más o una semana menos no se gana absolutamente nada", agregó el Gobernador, en réplica a los reclamos sindicales.

El titular del PE reconoció, al igual que las autoridades sanitarias, que "estamos en el pico de la enfermedad", no obstante lo cual aseguró que extender las vacaciones "sería postergar el problema una semana más. Las clases deben comenzar de alguna manera", insistió.

Nuevas muertes

Alperovich también se refirió a la evolución de la epidemia gripal en Tucumán, confirmando que el número de posibles víctimas fatales de la enfermedad se elevó a 25 (tres más que el miércoles). También se informó que hay 189 pacientes internados, 15 de ellos en situación crítica y bajo asistencia respiratoria mecánica, como consecuencia de la influenza A.

Respecto a los 25 pacientes fallecidos, las autoridades locales esperan que el Instituto Malbrán de Buenos Aires envíe la próxima semana los resultados de los análisis realizados a esos pacientes fallecidos, para confirmar o descartar la presencia del virus N1H1.

Alperovich afirmó que "todas las personas que están tomando Tamiflú (oseltamivir), con fiebre y dolor de cabeza, antes de las 48 horas (desde la aparición de esos síntomas) no han tenido problema. En cambio la gran mayoría de los internados no ha tomado remedios", añadió.

Reuniones

Los encargados de sostener la decisión política del Gobernador de reiniciar las clases el próximo lunes fueron los ministros de Salud, Pablo Yedlin, y de Educación, Silvia Rojkés de Temkin.

Los funcionarios compartieron ayer sendas reuniones con supervisores y directores de escuela, primero, y dirigentes gremiales, luego, para informar sobre las medidas sanitarias que se adoptarán para frenar el avance del virus y justificar los motivos por los cuáles se resolvió retomar las clases este 27 de julio.

Entre otros puntos, Yedlin aclaró que "la epidemia se encuentra en una meseta (respecto al número de internaciones)", aunque admitió que el número de contagios podría seguir en aumento en las próximas semanas. Además, remarcó que la decisión de volver a las aulas ese día "fue consensuada con los principales profesionales y autoridades sanitarias del país".

El titular de la cartera sanitaria afirmó que "no habría hoy un motivo sanitario para decir que los chicos van a estar en un riesgo mayor de contagio en las aula que en el shopping, el club, la calle, etc., porque el virus de la gripe A circula por todos lados".

Polémico plan

En las audiencias con los directores de escuela y sindicalistas, los ministros explicaron los alcances de un Plan Escolar para la Contingencia Epidemiológica, que contempla una serie de normas y objetivos que se deberán cumplir en las establecimientos educativos para evitar contagios.

Una de las principales medidas de ese programa obliga a los docentes a integrar "grupos de centinelas", junto a los padres, para controlar la salud de los alumnos y detectar los posibles síntomas de influenza (tomando la temperatura para ver si los chicos tienen fiebre, por ejemplo). Establece además que esos equipos serán designados por cada director y dispondrán de un cuestionario con preguntas para detectar probables casos. Se dispuso que los "centinelas" deberán usar barbijo y "mantener distancia con los estudiantes".

El plan fija que los niños deberán llevar toalla y jabón a la escuela; y que se utilizarán los baños por turno, al igual que los patios, donde no deberán permanecer más de 100 alumnos juntos, tanto en los recreos como durante el acto de izamiento de la bandera, para evitar aglomeraciones.

Rechazo sindical

El plan de contingencia oficial no hizo más que endurecer la postura de los gremios docentes en rechazo al reinicio del ciclo escolar el próximo lunes.

"Más allá de las explicaciones de los funcionarios, no estamos de acuerdo con regresar a las aulas el lunes, porque no hay certezas de que vaya a disminuir el número de contagios; y porque se pretende cargar a los docentes de actividades que no son propias de la profesión, como tomar la temperatura de los chicos para ver si tienen fiebre y transformarse en centinelas de control", advirtió el secretario adjunto de ATEP (primarios), David Toledo, tras la reunión con Yedlin y Rojkés de Temkin.

Por su parte, la titular de APEM (medios), Isabel Ruíz, aseguró que "es necesario prorrogar el receso por una semana más, debido a que vemos que todavía hay muchos riesgos de contagio".

Además, sostuvo que "no hay tiempo para cumplir con este plan de contingencia que pretende llevar adelante el Gobierno, que plantea una serie de actividades a desarrollar antes de inicio de clases para padres docentes y alumnos que ya se deberían estar realizando. Se reaccionó tarde y estamos a días de retomar las actividades y la mayoría de los docentes no conocen el plan, lo cual nos da mayor razón para reclamar que se prorrogue una semana más el reinicio del ciclo lectivo", subrayó.

En tanto, la titular del gremio de los docentes privados (SADOP), Teresa de Ramayo, resaltó que en la reunión de ayer "el ministro de Salud explicó que volver a clases mañana o dentro de un mes es lo mismo, porque la epidemia seguirá presente y sigue en ascenso, lo cual es contradictorio e incluso incoherente".

Tras recordar que hay muchas provincias que resolvieron no volver a clases (ver nota aparte) "porque no están dadas las condiciones", la sindicalista opinó que "es de altísimo riesgo volver a las aulas el lunes, cuando hay 25 muertes en estudio y se entregaron dosis para 5 mil personas que se habrían contagiado de gripe A".

La sindicalita también cuestionó el programa de contingencia anunciado por el PE. "Pretenden que los docentes se conviertan en agentes sanitarios de un día para otro, lo cual es de imposible cumplimiento. Es absolutamente irresponsable volver a clases en medio de una ola de frío y de una situación incierta respecto al avance de la enfermedad", finalizó.

A su turno, el secretario general de la UDT, Carlos Arnedo, opinó que "las cuasi medidas anunciadas en ese insólito plan de contingencia son sólo una herramienta para cumplir el capricho de Alperovich de volver a clase a lunes si o sí".

El dirigente vaticinó que "se viene un reinicio de clases con escuelas vacías, porque los padres tampoco mandarán los chicos a las aulas, por el frío y la posibilidad de nuevos contagios".

"Esto puede durar", dijo Pablo Yedlin

Según estimó ayer el ministro de Salud, Pablo Yedlin, la epidemia de influenza A comenzará a descender en Tucumán "cuando mucha gente hay tenido la enfermedad. Como este virus se contrae sólo una vez, todos estos pacientes, los 189 internados, los 150 dados de alta y los que estuvieron en sus casas teniendo la enfermedad y no se internaron, no la pueden tener de nuevo", explicó, tras lo cual aclaró: "Pero claro, somos un millón y medio de tucumanos, somos mucho mas que eso, así que esto pude durar". También reconoció que "las condiciones epidemiológicas están dadas como para entender que esto va a seguir por muchos meses", aunque insistió en que "de a poco hay que volver a la normalidad".

Varias provincias no volverán a las aulas

Son ocho los distritos de nuestro país que confirmaron, en las últimas 48 horas, que prolongarán el receso escolar, como medida preventiva para frenar el avance de la influenza A.

Se trata de Chubut, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Mendoza, San Luis y Santa Fe. En esas provincias, en las que hay más de 2 millones de alumnos, el receso de invierno se extenderá por otros siete días, por lo que el reinicio del ciclo lectivo tendrá lugar recién el próximo lunes 3 de agosto. En cambio, además de Tucumán, las provincias argentinas que decidieron regresar a las aulas el próximo lunes son Santiago del Estero, Jujuy y Formosa. En tanto, Córdoba volverá a la actividad el miércoles 29 de julio.

Lectores en contra de la decisión oficial

Una encuesta publicada en el portal de Internet de nuestro diario: www.elsigloweb.com, demuestra que el 84 por ciento de los lectores está en desacuerdo con la decisión de reiniciar las clases el próximo lunes, por considerar que los chicos quedarán expuestos a contagiarse la gripe A. Sólamente el 13 por ciento opinó que sí está de acuerdo con que ese día los alumnos vuelvan a las aulas, por entender que no se pueden perder más días de clases. Apenas un uno por ciento dice que le resulta indiferente si el lunes vuelven o no las actividades escolares. Además, las opiniones vertidas por varios de nuestros lectores en la web demuestran que muchos padres no mandarán a sus hijos a la escuela hasta que retroceda la epidemia.

El reinicio del ciclo lectivo también genera polémica en la UNT

En coincidencia con lo dispuesto por el Gobierno provincial, las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán también confirmaron el reinicio del ciclo escolar para el próximo lunes. El rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Juan Cerisola, confirmó que el próximo lunes se retomarán las actividades con normalidad, luego del receso ampliado para evitar el avance de la gripe A. El funcionario aseguró que basó su decisión "en el informe suministrado por un Comité de Expertos" y por el trabajo realizado por personal de la obras social universitaria (ASUNT) "dentro de los diferentes claustros". "Si bien estamos conviviendo con la enfermedad, sabemos como manejarla y tenemos los medios para evitar que las consecuencias sean mayores", sostuvo el funcionario, y precisó que la UNT "ha adquirido 500 unidades antivirales para estar preparados por si algún miembro de la comunidad universitaria necesita". La resolución adoptada por Cerisola fue rechazada por la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de Tucumán (ADIUNT), que advirtió sobre la necesidad de extender el receso de invierno por considerar que "en la actual coyuntura, en las facultades y escuelas preuniversitarias, no están garantizadas todas las condiciones sanitarias y de higiene que brinden seguridad a los docentes y estudiantes". Mediante un comunicado, desde el gremio universitario señalaron que sería "irresponsable volver a las actividades normales a partir del lunes 27", por considerar que la epidemia de gripe A "está en plena expansión" en Tucumán. "Incluso, todos los especialistas señalan que para agosto habría un rebrote de la epidemia en todo el país", concluyó el parte de prensa.

Comentá la nota