Confirman 4 casos positivos de gripe A y ya no hay antivirales en las farmacias

Los antivirales para la gripe A se consiguen sólo a través del Estado. Además, se ha cambiado el protocolo de medicación, y ya no se suministra a todos los pacientes sospechosos.
Anoche se confirmaron 4 nuevos casos positivos de gripe A en Santiago, y ya suman 22 en total, con más de un centenar de casos sospechosos que aún continúan en estudio en el Instituto Malbrán en Buenos Aires. El avance de la enfermedad en nuestra provincia ha hecho que los santiagueños llenen las farmacias locales, y ayer confirmaron que ya no hay más Tamiflú, el antiviral indicado para combatir la enfermedad.

"La demanda que hay ha superado el stock, tanto de las farmacias como de las droguerías", dijo ayer Hugo Navarro, presidente del Colegio de Farmacéuticos, en referencia al Tamiflú.

"Los únicos antivirales que se consiguen ahora mismo vienen a través del Ministerio de Salud, y se provee desde ahí, pero no a las farmacias", indicó.

Cuando se registraron los primeros casos sospechosos en Santiago, llegó a la provincia una partida de fármacos para 9.000 dosis, que ya empezaron a agotarse.

Ante esta situación, y con el rápido avance del virus, las autoridades del Ministerio de Salud decidieron modificar los protocolos de medicación, y ya han empezado a racionalizarse los medicamentos.

"Solamente se está dando el medicamento a los pacientes sospechosos en riesgo, a los que están confirmados, y a los que están en contacto con estos, a los demás no", indicaron fuentes vinculadas a la cartera sanitaria.

Hasta hace unos días, todo paciente que presentaba síntomas sospechosos y al que se le tomaba el hisopado para enviar al Malbrán, empezaba a ser medicado con dosis orales de Tamiflú. Ahora este procedimiento no se efectuará más, y según el nuevo protocolo, los medicamentos sólo serán dados a los pacientes en caso de que se confirme que tienen gripe A, y aún no hayan superado el cuadro gripal. Lo mismo se hará con los familiares o personas del grupo con el que cohabite el enfermo. Los únicos pacientes con síntomas y sin confirmación que podrán ser medicados, serán aquellos que estén dentro de la población de riesgo: embarazadas, pacientes oncológicos, diabéticos, e inmunodeprimidos en general. Esta semana llegará un envió desde el Ministerio de Salud de la Nación de más fármacos para cubrir la demanda, y también una partida con 300.000 barbijos que serán distribuidos entre personal de la administración pública y empleados del sistema de salud.

Comentá la nota