CONFIRMADO: TIERRA DEL FUEGO TEMBLÓ JUNTO A OTRAS TRES PROVINCIAS

Aunque estaban a miles de kilómetros de distancia, los habitantes de Salta y Jujuy, en el norte argentino; Mendoza, en el oeste, y en Tierra del Fuego, el sur, enfrentaron ayer un momento de temblor. Fue porque se produjeron cuatro sismos moderados durante las primeras horas de ayer, que afortunadamente no se cobraron la vida de personas; tampoco hubo heridos. Sólo pánico y desconcierto.
Aunque estaban a miles de kilómetros de distancia, los habitantes de Salta y Jujuy, en el norte argentino; Mendoza, en el oeste, y en Tierra del Fuego, el sur, enfrentaron ayer un momento de temblor. Fue porque se produjeron cuatro sismos moderados durante las primeras horas de ayer, que afortunadamente no se cobraron la vida de personas; tampoco hubo heridos. Sólo pánico y desconcierto.

El primero tuvo su epicentro del lado chileno, a 160 kilómetros de Ushuaia, en Tierra del Fuego. Más tarde, se produjo otro con epicentro en el noreste de la provincia de Mendoza. El tercero, a las 5.50 de la madrugada, fue al noreste de la capital salteña y la intensidad alcanzó hasta el pueblo de Yuto, en la provincia de Jujuy. Y el cuarto se registró a las 9.22 en Mendoza, aunque en la zona del noroeste de esa provincia.

Los temblores de mayor intensidad fueron los del norte y del sur del país. En Salta y Jujuy alcanzó casi los 6 grados en la escala Richter y, en Tierra del Fuego, fue de 5.2 grados, informó a Clarín Alejandro Giuliano, director del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), con sede en San Juan. Sólo produjeron roturas de vidrios y rajaduras de mampostería en Colonia Santa Rosa en Salta, al menos según lo notificado ayer a ese organismo público.

¿Existe alguna relación entre los cuatro sismos en nueve horas? "Es llamativo, pero por ahora no hay evidencias de que exista relación alguna", contestó Jorge Rabassa, investigador del Conicet en geología y glaciología, en Ushuaia. "Fueron sismos sentidos por la gente en cuatro provincias, pero no tienen relación entre sí", coincidió el ingeniero Giuliano. Una opinión similar manifestó Mario Pardo, doctor de geofísica de la Universidad de Chile, consultado ayer por teléfono por Clarín: "Son fenómenos diferentes".

Fueron varios sismos en pocas horas y en diferentes provincias, que los especialistas en geofísica y geología dicen que son comunes, pero poco sentidos por la gente. En las provincias de Mendoza y San Juan, los sismógrafos registran entre 20 a 25 sismos diarios. Y en zonas como la de Salta y Jujuy, se cuentan 10 sismos diarios. La mayoría de esos temblores no son destructivos, aclaró Giuliano, ya que no llegan a colapsar edificios en las ciudades.

Los cuatro movimientos fueron consecuencia de las deformaciones de la corteza terrestres. Cerca de la cordillera de los Andes y hasta Neuquén, existen fallas en la placa Sudamericana. En tanto, en Tierra del Fuego, el sismo sería el resultado de la interacción entre dos placas cercanas, la Sudamericana con la placa de Escotia, que es una de las más activas del planeta, según explicó Rabassa. En todos los casos, implicaron liberación súbita de energía de deformación, que estaba acumulada bajo la superficie terrestre.

¿Podrán volver a ocurrir? ¿Podrían ser más peligrosos? "Sabemos que puede ocurrir algún terremoto destructivo, pero nadie ni en la Argentina ni el mundo puede predecir dónde ni cuándo ocurrirá", aclaró Giuliani. Desde Chile, el profesor Pardo también coincidió. En nuestro país, el primer sismo documentado ocurrió en 1692, en el pueblo Talavera del Esteco, en Salta. El futuro es impredecible, pero se puede prevenir, dijo Rabassa: "Las zonas con mayor vulnerabilidad sísmica deben construir edificios sismorresistentes o adaptar los que ya existen".

Comentá la nota