Confirmado: menos coparticipación en enero

En términos nominales, se observó un crecimiento prácticamente nulo respecto al primer mes de 2008. No obstante, si se tiene en cuenta que en un año se observó una inflación de entre un 15 y un 20 por ciento, en términos reales la entrada de dinero fue menor.
Los envíos de dinero a la Provincia por parte del gobierno nacional en concepto de coparticipación federal y transferencias de impuestos nacionales crecieron sólo un 0,6 por ciento en enero con respecto a igual mes del año pasado, de acuerdo a cifras preliminares del Ministerio de Economía de la Nación.

Se trata de un dato realmente preocupante para las autoridades de la Casa de las Tejas, teniendo en cuenta que constituye un incremento prácticamente nulo en términos nominales, al tiempo que, tal como lo había anticipado LA MAÑANA, representa una pérdida real en los ingresos por este concepto, habida cuenta de que, en el plazo de un año, se estima que hubo una inflación de entre el 15 y el 20 por ciento.

En total, en el primer mes del año la Nación envió 455,4 millones de pesos a la Provincia, frente a los 452,6 millones de igual etapa de 2008; es decir, que sólo se transfirieron tres millones de pesos más, cuando lo óptimo, para cubrir como mínimo el avance inflacionario, hubiera sido que a las arcas provinciales entraran no menos de 90 millones de pesos más que un año antes.

Un dato a tener en cuenta es que el desempeño de enero en los últimos años siempre había sido aproximadamente un 30 por ciento superior al del ejercicio anterior, una tendencia que, por lo visto, se frenó abruptamente el último mes.

Estos guarismos confirman además que la administración que encabeza Juan Schiaretti deberá afrontar un 2009 duro, en el que se seguirán sintiendo los coletazos de la crisis internacional iniciada en octubre del año pasado, que repercute en una menor actividad económica, tanto en términos de producción industrial como de consumo en la población.

El cuadro resulta alarmante teniendo en cuenta que, de repetirse esta performance en los próximos meses, se complica poder cumplir con el esquema de gastos y recursos planteado en el presupuesto. De hecho, obligará a las autoridades, principalmente al ministro de Finanzas, Angel Mario Elettore, a realizar un cuidadoso cálculo de las negociaciones salariales para no poner a la Provincia en aprietos financieros.

Consumo estancado

En este contexto, de la información desagregada del Ministerio de Economía nacional se desprende que la Coparticipación Federal Impositiva (CFI) neta de Ley 26.075 aportó 336 millones de pesos, a lo que se suman 43,6 millones de Financiamiento Educativo, lo que hace un subtotal de casi 380 millones de pesos.

En tanto, dentro de las remesas de impuestos nacionales coparticipables, el Impuesto a las Ganancias representó más de 40 millones de pesos, mientras que un artículo puntual del Impuesto al Valor Agregado (IVA) reportó 6,8 millones de pesos. En ambos casos, estas cifras estuvieron en niveles prácticamente idénticos a los del año pasado, lo que constituye una muestra clara del fuerte freno que vive la actividad económica en todo el país.

En tanto, del Impuesto a los Combustibles salieron casi 10 millones de pesos, del Impuesto a los Bienes Personales, 3,8 millones; del Fondo Compensador para De-

sequilibrios Fiscales Provinciales, 500 mil; y del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, 3,1 millones.

Comentá la nota