Confirmado: empezó el gobierno la operación de recompra de bonos

Comenzaron ayer las intervenciones del gobierno para intentar resucitar cotizaciones de títulos públicos. Apuntaron, tal como anticipó este diario el lunes, a los BODEN 2012 y al cupón del PBI.
En total, fueron más de $ 150 millones los que se volcaron para este "operativo resurrección", y finalmente las compras se hicieron con fondos del BCRA. Había operadores que aseguraban que desde el Banco Nación también hubo compra de papeles. El BODEN 2012 ayer ganó 5% en el día. Lo que está claro es que este repunte de los títulos argentinos -el riesgo-país ayer cayó 7%- no logra calmar la predilección de los ahorristas por el dólar. Hubo menos demanda en las sucursales de los grandes bancos de billetes norteamericanos, pero el goteo de los plazos fijos al dólar se mantiene. Es menor que el de la semana pasada, pero persistió en estas primeras dos jornadas.

El Banco Central participó ayer activamente en el mercado de bonos al concretar compras por más de 150 millones de pesos. Las operaciones se concentraron principalmente en el BODEN 2012 en dólares y en los cupones ligados al PBI. Dichas operaciones responden, en realidad, a la estrategia de rescate anticipado que decidió el gobierno para aprovechar las castigadas cotizaciones producto de la crisis financiera global, más que a defender los precios.

Según datos extraoficiales, la mesa de operaciones del Central puso foco en dos activos. Por un lado, concentró el fuego en el Cupón PBI en pesos, que registró transacciones por $ 13,5 millones (el lunes había negociado sólo $ 1,5 millón). El precio de este derivado vinculado a la performance de la economía experimentó así una suba nada despreciable de 16,8%.

El otro protagonista fue el BODEN 2012, que movió un volumen de negocios de $ 120 millones (en la jornada anterior operó sólo $ 10 millones). Este bono ganó ayer 5% al cerrar por encima de 166 pesos en el Mercado Abierto Electrónico. Contra dólares clausuró a u$s 21.

Así, en lo que fue otra mala jornada para los títulos de la deuda, ambos activos se diferenciaron ampliamente de sus pares, permitiendo, además, sobre todo en el caso del BODEN 2012 (que se emplea en el cálculo del riesgo-país) que la prima de riesgo país bajara casi 7% hasta los 1.549 puntos.

Por su parte, los títulos del canje de deuda, a su vez, sufrieron nuevas bajas. El Discount en pesos perdió 2% y el Par en pesos otro 1,4%. Entre los bonos posdefault, el BOGAR 2018 siguió su derrotero bajista (cayó 0,21%) mientras que el BOCON PR9 ganó 1,8%, pero con menos de $ 1 millón de negocios, por lo que su precio de cierre no resulta representativo.

Otro bono que registró muchas operaciones fue el BODEN 2015, pero que no lograron mejorar sustancialmente su precio. Este bono, en el que supo invertir el presidente venezolano, Hugo Chávez, ganó ayer 0,20%.

Volumen

El monto de negocios en títulos públicos en la rueda de ayer ascendió a un cuarto de lo que se opera normalmente. En el MAE se transaron bonos por $ 534 millones, cuando en una jornada promedio se concretan negocios por $ 2.000 millones. En este contexto, resulta notoria la ausencia de las AFJP, que eran responsables de gran parte de la operatoria diaria de bonos públicos, sobre todo, de aquellas emisiones poco atractivas para el resto de los inversores.

La intención del gobierno con este accionar es sacar rédito, el único por cierto, de los derrumbes provocados tras el anuncio de la estatización de las AFJP. Paradójicamente, con u$s 2.000 millones se podrían retirar de circulación estos BODEN, papeles emitidos tras el «corralito» y con vencimiento en 2012. No significa que por este accionar queden atrás las dudas de inversores: simplemente se recomponen precios en la plaza de bonos y las alzas tampoco serán fáciles de mantener en la medida en que se mantenga la política económica oficial

Comentá la nota