Confirmado I: desde hoy el cospel cuesta $ 2

Hoy rige el aumento aprobado por el Concejo Deliberante el jueves pasado. No hay cambio de ficha. Los diferenciales tendrán un precio de $ 4. El apuro del Ejecutivo en promulgar las ordenanzas se debe al galopante déficit del sistema y a la escasez de cospeles por la irresponsable especulación de los comerciantes. También rige desde hoy nueva tarifa de taxis y remises.

El Concejo Deliberante publicó ayer la ordenanza que permite el incremento del precio en el transporte público de pasajeros, y el Ejecutivo Municipal instantáneamente la promulgó.

Esto quiere decir que, el cospel se venderá a partir de la hora 0 de hoy a 2 pesos en todos todas las bocas de expendio de la ciudad.

Subir a un diferencial, cosa que comenzó costando $ 3 y luego $ 4,50, ahora saldrá $ 4, es decir, dos nuevos cospeles. La Tarifa Social quedó en 1,30 y quienes se toman las líneas 500 y 600 (boleto para anillos de circunvalación) pagarán $ 2,30.

La decisión de apurar el trámite fue motivada, naturalmente, por el galopante déficit que genera el sistema de transporte a la Municipalidad.

En ese sentido, cabe recordar que desde hace un año la comuna subsidia casi 20 centavos por boleto en el caso de las dos prestatarias privadas. Concretamente, Ciudad de Córdoba y Coniferal juntas cortan 11,2 millones de tickets por mes, lo que implican un gasto de 2,25 millones de pesos.

Paralelamente, mantener la estatal Tamse cuesta al menos 4 millones de pesos por mes. De hecho, el Presupuesto 2010 que hoy se aprobará en el Concejo Deliberante calcula, aun contabilizando este aumento de tarifa, que la empresa municipal demandará 42 millones de pesos anuales, es decir, 3,5 por mes.

El restante ingrediente que precipitó aun más la promulgación de la ordenanza consensuada por lo concejales el jueves pasado, es el tema de la especulación con los cospeles, que hoy acabará. Seguirán siendo las mismas fichas.

Desde el momento en que se supo que el cuerpo legislativo de la ciudad iba a avalar el proyecto de reestructuración tarifaria, los comerciantes optaron por dejar de vender la ficha para poder hacer una "diferencia" de 50 centavos. Así se vieron largas colas de vecinos e hijos de vecinos que debieron esperar como si alguien les regalara algo. Pero no, esta vez no era para la entrega de bolsones y subsidios de Nación.

Comentá la nota