Sin confirmaciones sobre muertes sospechosas de gripe A

El director del hospital regional "Dr. Manuel Sanguinetti", doctor Díaz Legaspe, admitió ayer que ha habido un descenso importante en la cantidad de consultas por gripe A, pero llamó a "no bajar la guardia" y mantener las medidas de prevención.
Detalló además que en esa institución hubo dos fallecimientos por enfermedades respiratorias que están bajo sospecha y otros dos pacientes internados bajo tratamiento por el virus H1N1, pero los diagnósticos no han sido confirmados desde el Instituto Malbrán. "Lo importante es que el paciente con presunción del virus se trata como si fuera positivo, es decir que la demora en el diagnóstico no cambia nada", enfatizó. Recordó que la clave es el tratamiento temprano.

En toda la provincia del Chubut ha habido hasta ahora la confirmación oficial de un fallecimiento por efecto de la pandemia. Si bien la incidencia de casos continúa siendo baja, hay otros decesos que se encuentran pendientes de confirmación en el Instituto Malbrán, que hasta ahora era el único habilitado en el país para realizar los exámenes confirmatorios.

La semana pasada, el director del Sanatorio La Española dijo que hay cuatro fallecimientos sospechados de haber sido causados por el virus en esta ciudad, dos en clínicas privadas y dos en el hospital público.

Díaz Legaspe aclaró que no puede opinar sobre los dichos de otro profesional, pero sí informó que hay dos muertes ocurridas en el hospital por complicaciones respiratorias y las mismas están en estudio en el Instituto Malbrán. "Esta era la única institución designada para realizar el estudio en el país y por eso se han producido demoras para conocer resultados, pero en las últimas horas se designaron otros ámbitos donde se podrán realizar los análisis y de este modo habrá más celeridad", ponderó.

Baja incidencia

Díaz Legaspe enfatizó que la incidencia de casos en la ciudad y la provincia sigue siendo muy baja y precisó que también hay otros dos pacientes internados, bajo sospecha de haber sido alcanzados por el virus. "No hay problema en que el estudio se demore en confirmar si es Gripe A, porque el caso sospechoso es tratado como si fuera positivo -puntualizó-. Si después se confirma, sólo sumará un dato a la estadística, pero ese paciente ya recibió el tratamiento adecuado".

También indicó que hay pacientes ambulatorios bajo tratamiento, por diagnósticos aún no confirmados, señalando que en todos los casos la situación está encauzada según las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país.

En ese plano, el director afirmó que es fundamental el tratamiento temprano para bajar el riesgo de complicaciones. Destacó también que no hay inconvenientes con la provisión de medicamentos, recordando que los cuadros se tratan como una gripe, con antivirales como el Tamiflú. "Recientemente se ha incorporado un nuevo medicamento desde el Ministerio, que es el Zanamivir -precisó-, se trata de un inhalador que va directamente al pulmón. Para los chicos esto es un poco más complicado, pero se ha preparado un jarabe para facilitar su aplicación".

Menor demanda

El director indicó que en los últimos días se ha notado una disminución clara en las consultas por síntomas de la influenza, aunque recomendó "no bajar la guardia y no dejar de cuidarse", señalando como ejemplo que el último fin de semana no se registraron prácticamente consultas por este tema en el hospital.

"No por eso tenemos que descuidarnos y debemos seguir atentos a los síntomas principales -recomendó-: fiebre de más de 38 grados, las cefaleas y congestión nasal".

En el marco de intercambio de información y de registro de experiencias, el hospital recibió ayer la visita de la Dra. Liliana Vázquez, infectóloga de FUNCEI (Fundación del Centro de Estudios Infectológicos), con quien se pudo dialogar y evaluar la marcha de los casos locales. "Esto forma parte de la capacitación que vamos recibiendo porque se trata de una enfermedad nueva y además, felizmente, somos una ciudad con muy pocos casos, entonces vamos aprendiendo detalles entre todos". Días pasados también estuvieron especialistas del hospital Posadas, quienes destacaron el trabajo realizado en el ámbito hospitalario, que a su vez tiene puertas de ingresos en los distintos centros de salud barriales de la ciudad.

Por último, recordó que esta gripe afecta en su mayoría a pacientes de entre 20 y 40 años, a diferencia de la gripe común, que suele afectar más a ancianos y niños.

Comentá la nota