Se confirma la desaceleración en junio de la suba de precios

Por segundo mes consecutivo, la inflación se ubicará apenas por encima del 0,5 por ciento
Después de un primer trimestre con fuertes subas de precios, la inflación minorista empezó a dar signos de una desaceleración en los últimos meses. De acuerdo con las estimaciones de los analistas privados, junio será el segundo mes consecutivo con un costo de vida real por debajo del 1 por ciento.

La política oficial de contener los aumentos en los precios de la canasta básica, al menos hasta el día de las elecciones, parece haber logrado el resultado buscado y los supermercados confirman que en junio prácticamente ningún fabricante de alimentos, bebidas o artículos de limpieza y tocador obtuvo la indispensable autorización de la Secretaría de Comercio Interior para presentar una nueva lista de precios. Sin embargo, el gran interrogante es qué pasará en julio, después de que finalice la tregua electoral.

"La desaceleración de la inflación es clara, y de acuerdo con nuestra medición, hoy el costo de vida anual se ubica en 15,6%, lo que implica siete puntos menos que en el segundo semestre de 2008. Para la segunda mitad de este año proyectamos que la desaceleración seguirá, aunque el peligro no sólo puede venir con los aumentos pendientes en alimentos, que fueron postergados por la Secretaría de Comercio Interior, sino también con las renegociaciones salariales que fueron postergadas para después de las elecciones. No hay que perder de vista que muchas empresas terminan ajustando sus precios de venta al público por el porcentaje de aumento que les dan a sus empleados", señaló Osvaldo Cado, economista de la consultora Prefinex.

De acuerdo con las estimaciones de la mayoría de los analistas, la inflación de junio se ubicará apenas por encima del 0,5%, y a diferencia de lo que sucedía en los primeros meses de 2009, hoy el principal motor de los aumentos de precios no son los bienes, sino los servicios, incluyendo públicos y privados.

Cambio de tendencia

"Junio es siempre un mes relativamente tranquilo en materia de precios por razones estacionales, y según nuestra medición, la inflación se ubicará en torno del 0,5 por ciento, impulsada no tanto por los alimentos, que suben sólo un 0,6 por ciento, sino por algunos servicios, como la educación privada, que habían quedado rezagados frente a la mayoría de los bienes", señaló Jorge Todesca, de la consultora Finsoport.

El economista Camilo Tiscornia también confirma una desaceleración de los precios, aunque relativiza el papel que pueden haber tenido los controles de la Secretaría que dirige Guillermo Moreno en la escalada que venían teniendo los precios de los alimentos y el resto de los productos de la canasta básica.

"En mayo pasado se había iniciado la desaceleración, que se confirmó en junio, aunque no creo que este cambio de tendencia se explique tanto por los controles de precios que hace el Gobierno, sino por una dinámica propia de la economía", señaló Tiscornia.

Por su parte, en el estudio de Orlando J. Ferreres alertan sobre el comportamiento inflacionario que podrían tener otras medidas oficiales, como la restricción a las importaciones que se registran en rubros como indumentaria y calzado, a través de la aplicación de las licencias no automáticas.

"Las trabas para importar están acelerando la suba de precios en la indumentaria, que en promedio pasó de aumentar a un ritmo del 16 por ciento anual en 2008 al actual 24 por ciento. La otra amenaza en materia de precios siguen siendo los aumentos contenidos artificialmente, no sólo en alimentos sino también en las tarifas de algunos servicios regulados, que tarde o temprano van a tener que ser ajustados", explicó Fausto Spotorno, economista jefe del estudio de Orlando J. Ferreres.

Información oficial

En todos los casos, los economistas y analistas privados dan por descontado que sus mediciones se ubicarán por encima del índice que dará a conocer dentro de dos semanas el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La mayoría de las previsiones indican que el cuestionado organismo oficial dará a conocer para junio una inflación por debajo del 0,3 por ciento que dio a conocer en mayo; continuará de esta manera con la práctica de informar todos los meses un costo de vida inferior al del mismo período del año anterior (0,6 por ciento fue la inflación oficial en junio de 2008).

2,3%

Inflación oficial

* Es la suba acumulada en los primeros cinco meses de 2009, de acuerdo con la medición del Indec.

0,5%

Inflación de junio

* Es el piso que tendrá la inflación en junio, de acuerdo con el promedio de las estimaciones privadas.

14%

Inflación anual

* Es la proyección de la inflación para todo 2009, según un promedio de las diferentes mediciones de economistas y consultoras privadas.

Comentá la nota