La confianza en el Gobierno del ARI bajó 4,02%.

El Índice de Confianza en el Gobierno, que elabora todos los meses la Consultora Vox Populi, arrojó para enero de 2009 una disminución del 4,02% respecto del mes anterior. Dicha merma responde a una baja general de los ítems que lo componen. La excepción estuvo dada por el capítulo referido a la eficiencia en la Administración del Gasto Público, que mostró un ligero incremento. Río Grande continúa mostrándose más adversa que Ushuaia a la gestión de Fabiana Ríos.
La percepción ciudadana respecto de la confianza en la administración Ríos parece haberse establecido en una suerte de pendiente negativa. La baja del 4,02% registrada el pasado mes de enero se suma al 9,18% que había arrojado la medición de diciembre de 2008. De esta forma el pico de 11,2% positivo registrado en noviembre último, que estableció el mayor crecimiento porcentual desde la asunción de Ríos a la fecha, se diluyó frente al 14,6% de pérdida de confianza arrojado por las mediciones de diciembre 2008 y enero 2009.

Según informa Vox Populi, el relevamiento fue realizado entre el 4 y el 12 del corriente y abarcó un universo muestral de 412 casos efectivos relevados entre las ciudades de Ushuaia y Río Grande de manera aleatoria, polietápicas, por cuotas de sexo y edad a personas mayores de 18 años.

De los datos presentados por la Consultora a partir de los cinco items que integran la elaboración del índice surge que respecto del mes anterior "La evaluación general del Gobierno"retrocedió de un 30,3% a un 28,7%; "Gobierno teniendo en cuenta el interés general" retrocedió de un 33,3% a un 27,7%; "Honestidad de los miembros de gobierno" retrocedió de un 65,8% a un 63%; "Capacidad del gobierno para resolver los problemas de la provincia" retrocedió del 46,1% al 43,8%, sólo el ítem "Eficiencia en el gasto público" registró un avance de 3,7% al pasar de 38,2% al 41,9%.

La comparación de resultados entre localidades confirma la tendencia de que Río Grande continúa resultándole más adverso a la administración Ríos que la capital provincial. En Ushuaia el 31,3% sostuvo que la evaluación general del Gobierno está entre muy bien y bien. En Río Grande el 73% opinó que está entre regular, mal y muy mal.

La percepción entre las ciudades tiende a emparejarse en lo referido a la percepción de que el Gobierno actúa en beneficio de unos pocos: 71,8% en Ushuaia y 72,8% en Río Grande. En lo referido a la administración del gasto público el 38,7% de los riograndenses opinó que el gobierno lo hace entre eficientemente y con cierta eficiencia contra un 45,1% de los ushuaienses. La percepción de que es un poco y muy ineficiente alcanzó al 61,3% en Río Grande contra el 54,9% en esta capital.

El ítem referido a la honestidad de los miembros del gobierno continúa en caída. Tras haber alcanzado su máximo en septiembre de 2008 (70,8%) mantuvo un descenso constante hasta alcanzar un 63% en enero, el mínimo registrado en lo que va de la gestión del ARI fueguino. Un 42,2% de los riograndenses tiene la percepción de que la mayoría de los integrantes del gobierno son corruptos, contra un 31,3% de Ushuaia y un 44% percibe que unos pocos lo son, contra el 52,8% registrado en la capital.

Finalmente, en Río Grande el 57,6% tiene la sensación de que el Gobierno no sabe resolver los problemas. El 54,9% de lo ushuaienses opinó en idéntico sentido.

Qué es el ICG

El Índice de Confianza en el Gobierno es un instrumento valioso utilizado por la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella para monitorear en forma periódica la confianza de la población en el Gobierno nacional.

El objetivo del ICG es captar lo que los ciudadanos piensan respecto de aspectos esenciales del gobierno. En este caso, VOX POPULI lo utiliza para obtener opiniones sobre el Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego. El índice consta de cinco preguntas que miden la percepción de los encuestados sobre la evaluación general del gobierno, si se gobierna pensando en el bien general o en el de sectores particulares, eficiencia en la administración del gasto público, honestidad de los miembros de gobierno y capacidad del gobierno para resolver los problemas de la provincia.

Comentá la nota