Confían en acentuar la disminución del cáncer de cuello de útero en formoseñas

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se confía en ir reduciendo de manera acentuada la incidencia del cáncer de cuello de útero en la mujer formoseña, y esto se ve sustentado en el "notable" crecimiento que han experimentado el número de estudios que contribuyen a la detección precoz y tratamiento de esta patología, como es el caso del Papanicolau.
Justamente, este estudio que garantiza el diagnóstico precoz de varias enfermedades, conocido familiarmente como "Pap", es método para la detección precoz del cáncer de cuello del útero, que en el caso de Formosa experimentó un superlativo número, ya que al promedio de los 1500 anuales de una década atrás, este año ya se llevan realizados 18.500.

"Se trata de una cifra muy importante, sobre todo si consideramos que hace algunos años atrás el promedio anual no llegaba a los dos mil, aunque esto fue creciendo en los últimos tiempos. Esto nos permitirá en los próximos años disminuir la incidencia del cáncer de cuello de útero en la mujer formoseña", subrayó el ministro Aníbal Gómez.

Por su parte, la jefa del programa de prevención de cáncer de cuello de útero del Ministerio de Desarrollo Humano, doctora Maria Soto, confirmó este número, aunque del mismo modo señaló que en los últimos años vino dándose un sostenido ascenso en la toma de Pap, dado que en el 2007 fueron 12 mil

La estrategia en salud de la provincia ha dado importantes progresos en este aspecto, dado que en una tarea conjunta con la secretaría de la Mujer se viene trabajando fuertemente en la prevención y promoción del cáncer de cuello de útero, así como también con los animadores socio-comunitarios de Desarrollo Social, además de legisladoras que junto a dirigentes vecinales se suman a esta tarea de crear conciencia sobre la importancia del Pap.

Asimismo, todos los hospitales y centros de salud cuentan con el equipamiento necesario y recurso humano capacitado para realizar la toma del papanicolau, cuyos resultados se remiten al servicio de Anatomopatologia del Hospital de la Madre y el Niño donde se analizan las muestras y se envían los resultados en el menor tiempo posible, y los casos positivos se comunican a las mujeres para iniciar el tratamiento oportuno.

Este tipo de acciones, de acuerdo a lo señalado por el doctor Gómez "nos permitirán en los próximos años disminuir la incidencia del cáncer de cuello de útero en la mujer formoseña".

Método sencilloy

muy eficaz

El Pap es un procedimiento muy sencillo que permite diagnosticar varios procesos que pueden estar ocurriendo en el cuello del útero de la mujer, además del cáncer: algunas infecciones vaginales comunes (hongos, parásitos, algunas bacterias), la infección por el virus del papiloma humano (HPV, que con el tiempo puede desarrollar el cáncer) y el propio cáncer de cuello, en estadios muy tempranos.

La mayoría de las mujeres que tienen acceso a los servicios de salud y que son cuidadosas y siguen los consejos de sus médicos comienzan a hacerse el Pap cuando inician las relaciones sexuales. La frecuencia con la que se realiza, como dijimos, es anual, salvo que el profesional juzgue necesario hacer controles más seguidos por alguna razón.

Comentá la nota