El PJ confía en dividir al Frente Cívico y aprobar el endeudamiento

El Gobierno se muestra confiado en que finalmente conseguirá el miércoles los votos para aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de endeudamiento, ahora por 420 millones de pesos tras el acuerdo que firmó con todos los intendentes del PJ y la mitad de los opositores el viernes. Pero en la vereda de enfrente insisten en que las cosas no están definidas.
En el PJ cuentan los 16 votos propios, dos que responde al intendente Félix, 6 del PD, dos peronistas disidentes y también suma los 7 de la UCR. Además, creen que podrían sumar otro si finalmente Alfredo Cornejo acepta el acuerdo y se esperanzan con los votos de dos independientes.

La suma más optimista da 36, cuatro más que los 32 necesarios para aprobar el endeudamiento. Pero según el cobismo, el PJ a lo sumo podría conseguir unos 30 legisladores a favor (restan cuatro radicales y dos independientes de la cuenta peronista), que no serían suficientes.

Claro que la oposición cobista-radical puede fracturarse aún más de lo que ya lo hizo y así facilitar el trámite. En principio, dos intendentes de la UCR ya dieron su apoyo formal, luego de que el Ejecutivo hiciera algunas concesiones: bajar en 100 millones el monto que se solicitará y "blanquear" como recursos coparticipables dos fondos que ya le reportan dinero a las comunas más la incorporación de otros recursos.

El tunuyanino Eduardo Giner y el capitalino Víctor Fayad, que siempre ha jugado solo en la relación con el gobernador Jaque, ya pusieron el gancho y generaron cierta disconformidad interna después de que, hace doce días, ambos y el godoicruceño Cornejo se mostraran junto a los tres intendentes de Confe (Abed de Junín, Del Río de Rivadavia y Pinto de La Paz) para pedir cambios al proyecto.

Un día después, ambos partidos más el ARI, otro aliado en el Frente, directamente pidieron que se retirara el proyecto y que el Ejecutivo buscara fondos en la Nación y esto generó gran preocupación en el Gobierno y lo obligó a cambiar su estrategia de negociación.

Estas diferencias entre los intendentes y el cambio de discurso en cuestión de días motivaron a convocar un debate interno en la UCR para definir una postura común. Con la idea de adoptar una "posición negociadora pero no rupturista", mañana habrá una reunión entre legisladores y autoridades partidarias.

Aunque desparrama críticas a la gestión actual, César Biffi, presidente elegido de la UCR, tiene como objetivo unir a los suyos para luego intentar consensuar otra vez una posición con sus aliados del Confe y el ARI.

Biffi no evita críticas a quien le ganó la Gobernación en 2007: "Debería haber habida otra discusión, en la que se hablara de política de ingresos y el nivel de gasto, pero se eligió el camino más corto". Igual, aclara que no buscan "poner en riesgo la paz social".

Cornejo, el radical que Jaque esperaba y no fue el viernes, considera que se ha tratado de "una muy buena negociación porque el Gobierno en dos años no había querido negociar globalmente con nosotros y ahora sí lo hizo".

Convencido de que el aumento de la masa coparticipable a los municipios es una victoria política, dice que está dispuesto a avalar el endeudamiento siempre y cuando sea sólo con la Nación, para garantizar la salud fiscal futura de la provincia.

Juan Carlos Jaliff, presidente de Confe, marcó diferencias con la postura más conciliadora de los radicales e insistió en que el Frente Cívico ya se pronunció en contra del endeudamiento porque entendía que no se habían agotado todas las instancias de reclamo de fondos a la Nación: "Desde el Confe, los legisladores e intendentes van a respetar lo que se decidió. Hay otros partidos que tienen dificultades y deberán resolverlas".

Jorge Tanús, presidente de la Cámara de Diputados, se esperanza con sacar el miércoles las leyes de endeudamiento y coparticipación. Y cree que finalmente sólo el cobismo se opondrá: "Sostienen un planteo político y no técnico, porque para ellos la discusión ya no pasa por el monto a pedir o alguna otra cuestión", dijo.

Claro que dentro del oficialismo también hay una voz que rompe la armonía. "Hay muchos fondos atrasados (de la Nación) y por eso la Provincia se tiene que endeudar. Creo que hay que seguir reclamando con fuerza los recursos que le corresponden a Mendoza", aseguró el viernes a la noche a Los Andes el vicegobernador Cristian Racconto, más cerca de la postura del Confe. / MZ

Comentá la nota