Confesiones antes de las seis

Confesiones antes de las seis
El intendente Guzmán marcó como un “clásico” la apatía de los votantes en los comicios legislativos. Argerich dijo que Liliana Barrionuevo inventaba los bolsones para la campaña del FJPV y a su vez ésta confirmó su alineamiento con los Saá. Todo ello en medio de una guardia de periodistas locales y nacionales que otorgaron a esta elección una dimensión política que traspasa las fronteras de nuestra provincia.
Y ayer llegaron las elecciones. Después de tantos alborotos y divisiones internas, fugaces visitas de funcionarios y referentes nacionales, incontables acusaciones cruzadas y muy pocas propuestas concretas para la gente (a quien le sorprende?); los candidatos a legisladores provinciales y municipales tendrán su día de decepción o de gloria. Catamarcactual estuvo allí para obtener las últimas declaraciones de los candidatos antes de los resultados.

En la escuela Normal Fray Mamerto Esquiú, fue un epicentro en donde confluyeron a votar varias personalidades, entre candidatos y funcionarios , las cuales fueron llegando de a poco; mientras una enorme guardia periodística que incluía varios medios nacionales esperaba la llegada del gobernador, Eduardo Brizuela del Moral. Adentro de la Normal, la gente votaba en un clima de distensión.

Uno de los primeros en llegar fue el intendente de la Capital, Ricardo Guzmán, quien se refirió a la apatía reinante en la gene para la votación de legisladores como un “clásico, no solo en Catamarca, sino en todo el país”, las elecciones a cargos legislativos tienen de hecho menor concurrencia de votantes que en las elecciones a cargos del Ejecutivo. Además Guzmán consideró que durante la campaña no “se dieron situaciones de agresión, mas allá de las ironías y las medias verdades que son clásicas en estos procesos electorales”.

Cerca de allí estaba la mesa en donde se sabía iba a votar Brizuela. Un periodista de C5N cronicaba para Buenos Aires lo que podía, pues aún no pasaba nada digno de interés. Afuera, en la explanada principal de la Unca, una maraña de periodistas locales, allegados y curiosos deambulaban lamentando la demora de Brizuela del Moral, matando el tiempo con bromas y actualizando chismes del run-run del la política.

En ese momento, llegó Hugo Argerich, candidato a diputado provincial por el FJPV y comenzó nuestra entrevista calificando de “una fantasía” y un “invento” la denuncia de Liliana Barrionuevo sobre la entrega de bolsones por parte de su facción partidaria en la jornada previa.

Además anticipó una “muy buena participación de gente durante toda la jornada” y contrastó lo que el calificó como una campaña “limpia, honesta y sincera” del FJPV, a las “agresiones” que el candidato denunció oportunamente al FCyS..

Otra candidata del fragmentado PJ, Lliliana Barrionuevo, quien se mostró cautelosa respecto a las expectativas de su propio partido en la elección. Alabó el San Luis de los Saá y lo puso de ejemplo a seguir “Se han superado en los proyectos productivos (…) luego, porque pertenecen a tal o cual bloque después no salen. Para mi lo importante es que sean proyectos que le sirvan a la gente”.

Finalmente llegó el gobernador, (Véase “Brizuela denuncio…”) y el disperso hormiguero de periodistas se transformó en un compacto semicírculo alrededor de la persona que motivó esa larga espera de casi cuatro horas.

Comentá la nota