El conferenciante que nos defraudó

El economista Javier González Fraga brindó anoche una conferencia en el predio de la Asociación Rural de Chivilcoy. De ésta nos fuimos preocupados y defraudados porque fue una disertación que instaló contenidos de características maquiavélicas. A muchos productores nos quedó la sensación de que para González Fraga "el fin justifica los medios".
El economista explicó que la política del gobierno está dando resultado en la actual coyuntura, porque entre otras cosas ha mantenido un equilibrio fiscal que respalda la fortaleza del Peso, y también porque se mantiene un alto nivel de reservas en el Banco Central para contener las variables económicas estables en una situación de crisis interna y externa. A priori, y como explicó, nos dio la sensación de que estaríamos sufriendo un mal necesario.

Según el disertante, para mantener el equilibrio de las variables de la economía, el Gobierno lo ha logrado a través de distintas acciones y herramientas "heterodoxas" como por ejemplo:

Coparticipando a las provincias con un 30% de la recaudación en vez del 52% que es lo que manda la Constitución de 1994; adulterando a través del INDEC la cifra de la inflación; apropiándose de los fondos de las AFJP, y posteriormente de los aportes previsionales para recursos de caja; cerrando también las importaciones de insumos y bienes de capital para la industria y quedándose con gran parte del valor del trabajo de los agricultores a través de las retenciones; y también políticas de desacople de los precios internacionales de los precios internos, a través del cierre de exportaciones.

El Sr. González Fraga expuso ante un gran auditorio de productores que estas maniobras -entre tantas otras- "no nos pueden gustar pero fueron efectivas para mantener las cuentas en orden".

Después de la conferencia hablamos con muchos productores que, muy asombrados por el mensaje justificativo de políticas pragmáticas y realistas que se dejó flotando en el ambiente, nos preguntamos: Cuando no nos cierran las cuentas a fin de mes, se justificaría salís a apropiarnos de lo ajeno para tener las cuentas en orden?… La respuesta es que no se justifica.

Creemos que el disertante nos tomó por sorpresa y no fue lo suficientemente explícito, ni siquiera mencionó la inmoralidad, la injusticia, inconstitucionalidad, impunidad y corrupción con que el Estado se está apropiando de los recursos económicos, minando la confianza, creando inseguridad jurídica y división entre argentinos, y por consecuencia, generando la destrucción del aparato productivo y también -por consecuencia- la disminución de la cantidad y calidad del empleo en la mayoría de los pueblos del interior.

Pensamos que fue una conferencia poco conveniente para los jóvenes del auditorio, porque de la forma tan natural que el Sr. González Fraga planteó la efectividad de estas políticas, diciendo que al gobierno le dan resultado "aunque no nos gusten las formas cómo se realizan", nos dejó a muchos padres sin argumento para explicar a nuestros hijos presentes, que aunque parezca obvio lo que hay que hacer en determinados momentos o urgencias, para lograr un determinado fin, económico, político, o de poder social, los valores que debemos respetar y mantener siempre primero son aquellos que conllevan la ética, la moral y la justicia de nuestras acciones, máxime cuando se actúa con el poder del Estado.

Fue ofensivo para la inteligencia y la moral de muchas personas del auditorio, dejan instalado el mensaje del ‘Todo vale" para lograr efectividad en las políticas de Estado, cuando en realidad sentimos, mientras trabajamos en el día a día, que con impunidad nos están manipulando en ese mismo instante toda posibilidad de progreso y desarrollo.

Comentá la nota