Una conferencia con fuertes críticas a la prensa

La queja contra los medios apareció en casi todas las respuestas
"Sería bueno una mirada introspectiva de ustedes acerca de las cosas que se escriben, que se dicen con absoluta libertad. Estoy dispuesta a morir para que sigan escribiendo las mismas mentiras que escriben todos los días en su diario con la misma libertad que lo hacen siempre."

La presidenta Kirchner respondió ayer con esas palabras a una pregunta de un periodista del diario Clarín , que le pidió una reflexión sobre el comportamiento del oficialismo y la oposición en Chile, en contraste con lo que sucede en la Argentina.

Fue aquél apenas un pasaje dentro de un paquete de embates contra la prensa. El periodismo fue, una vez más, el blanco preferido de la jefa del Estado, ayer, en la conferencia en la Casa Rosada. La Presidenta lanzó una encendida crítica contra los medios, embistió en particular contra el Grupo Clarín y cuestionó la conformación de Papel Prensa.

"Es muy fácil colocarse desde el lugar de prensa independiente y acusar con el dedo a la política argentina como mala", dijo la jefa del Estado.

La Presidenta hizo un esfuerzo argumentativo por desagraviar al periodista que formuló la pregunta y separarlo del medio para el que trabaja. "Esto no tiene nada que ver con usted. Quiero decirle que usted es un trabajador de prensa, quiero que usted se sienta cómodo, que no se sienta mal. Pero usted sabe cómo están las cosas en la República Argentina", dijo.

Y completó: "No solamente hay un comportamiento de la oposición totalmente diferente a lo que pasa en otros países, sino también hay un comportamiento de algunos medios, especialmente el monopolio Clarín, con respecto a intereses económicos y también intereses personalísimos de quienes son sus principales accionistas en cuanto a posturas claras y concretas que tiene este gobierno en materia de monopolios, de derechos humanos y de identidades".

La Presidenta cuestionó también a la empresa Papel Prensa, a la que calificó como un monopolio. La Presidenta destacó que "es propiedad y facultad del Poder Ejecutivo aplicar la ley antimonopolio en la Argentina". Criticó luego la "técnica que se impuso en la Justicia", mediante la cual "logran una medida cautelar, paran la decisión del gobierno, luego ordinarizan el juicio, que sigue durante años y años, los gobiernos van cambiando y así se conforman los monopolios".

"Un ejemplo muy claro fue el de Papel Prensa, que fue vendida a precio vil un mes antes de entregar el gobierno al doctor [Raúl] Alfonsín", sostuvo la jefa del Estado. "Uno siente muchas veces que la Justicia es independiente del Gobierno, pero no tal vez de la oposición y no tal vez de grandes y poderosos intereses", completó.

A lo largo de la conferencia, la jefa del Estado bromeó en reiteradas oportunidades sobre la posibilidad de que los periodistas formularan preguntas. "¿Cuántas preguntas van a ser? ¡Qué amplia estoy últimamente!", dijo en un momento, mirando al subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro. Y en otro pasaje, le preguntó a un añoso periodista "qué parte de la conferencia se había perdido". En su pregunta, el hombre había repetido un concepto formulado por la Presidenta en otra respuesta.

Comentá la nota