La UCR y Confe no se unen, y ya pelean por las candidaturas

En las próximas horas horas se realizará una cumbre que definiría la estrategia a seguir. Los cargos más importantes se resolverían por acuerdo.
Los radicales y cobistas mendocinos todavía no logran concretar el demorado acuerdo para reunificarse, pero ya pelean para ver cómo se van a repartir las candidaturas.

Y en esta forma de poner el carro por delante de los caballos, la noticia de que se podría llegar a votar en junio y no en octubre los fracturó un poco más a todos ellos.

Este sábado, luego de conocerse que el Congreso definirá en dos semanas el adelantamiento de las elecciones, se produjo un frenesí de reuniones informales (y otras no tanto) en donde quedaron al desnudo las profundas diferencias que aún existen entre los que alguna vez fueron todos radicales.

El seguro anticipo de los comicios, provocó que una parte del cobismo y una parte de la UCR se unificaran para pedir una elección interna (a realizar como fecha tentativa el 10 de mayo) para establecer quiénes serán en junio los candidatos a senador y diputado nacional, por nombrar solo a los cargos más importantes que estarán en juego.

En tanto otro sector radical y del propio Confe (el partido de Julio Cobos) apunta a que esa interna no se realice y que las candidaturas sean resueltas en una mesa que encabezen Julio Cobos y Gerardo Morales, el titular del Comité Nacional de la UCR.

En el primer grupo se encuentran Alfredo Cornejo y César Biffi por el cobismo, junto a los referentes de Convergencia Federal por parte de la UCR entre los que están Armando Camerucci y Enrique Vaquié, entre otros. Junto a ellos, piden internas un grupo de dirigentes de Causa Nacional.

Del otro lado están Juan Carlos Jaliff y el grupo de dirgentes del cobismo del Este provincial y, en principio, Ernesto Sanz, figura clave de la estructura partidaria de la UCR en el armado de la reunificación. Cerca de esta posición de no ir a internas entre partidos, está Roberto Iglesias y, como se conoció esta semana, el intendente de Capital, Víctor Fayad.

En las próximas horas se realizará en Mendoza un cumbre a la que asistirán buena parte de estos dirigentes, para determinar cuál será el camino a seguir.

El encuentro está previsto para hoy domingo, pero dependerá de que Biffi llegue a tiempo de un viaje que hizo a Rosario para seguir a su hijo que jugó en esa ciudad junto al seleccionado de rugby.

Allí podría decidirse, según se especulaba, que se realice una interna pero dejando fuera los cargos políticos más importanes para decidirlos en una mesa de negociación.

Tal es el caso de la candidatura a senador nacional, que nadie discute estará entre Sanz y Laura Montero, aunque no hay acuerdo acerca del lugar que cada uno ocupará en la lista.

Un acuerdo muy trabajoso

Hasta que Cristina Kirchner anunció que pretendía que en el país se votara el 28 de junio, la UCR y el cobismo venían detrás de un acuerdo que les está resultando más que trabajoso.

Hace poco menos de un mes, cuando todo parecía cerrado, el propio Julio Cobos desactivó su vuelta la UCR luego de recibir los reproches de su propio partido. De allí en más se comenzó, de a poco, a hablar de nuevo.

La semana pasada, con motivo de la Fiesta de la Vendima, se esperaba que ambas fuerzas finalemente firmaran el acuerdo y hasta hubo un borrador de convenio que circuló entre casi todos los dirigentes.

Esa acta incluía como punto central, para desagrado de Iglesias, una cláusula que establecía una modificación de la carta orgánica del partido para que los que radicales que se había ido al Confe puedieron competir en internas con los que se quedaron.

Gerardo Morales estuvo en Mendoza para la Vendimia y el acuerdo no se firmó. Tampoco mantuvo ninguna reunión importante con Cobos.

Es más, el único encuentro de peso que tuvo el titular nacional de la UCR fue un almuerzo junto a Sanz e Iglesias en un hotel céntrico. Pero esa reunión terminó muy mal: Sanz y Morales acusaron al ex gobernador de haberles tendido una “emboscada” política y no volvieron a dirigirse la palabra desde entonces.

Pues bien: en este escenario, es donde radicales y cobistas disputan ahora apurados por la presienta cómo se van a establecer las candidaturas.

Todos hablan de que el acuerdo se va a a hacer y quizás por eso han pasado al punto número dos de la discusión, sin tomar en cuenta quizás que todavía no han rubricado el número uno.

Luego de todos estos meses, algunos acercamientos se habán producido. Uno de ellos, por caso, fue el de Cornejo, quien terminó aceptando la candidatura de Ernesto Sanz.

Y el otro, fue el de Jaliff y los intendetes cobistas del Este, quienes abandonaron su presión para que Cobos sea finalmente el candidato a senador.

Pero todavía hay escollos que superar que no son menores. Para que se lleven adelante las internas como pretenden varios sectores, la Convención Nacional de la UCR deberá decidir el 3 y 4 de abril próxmos la modificación de la carta orgánica del partido.

Ese escenario estaba previsto, pero ahora el adelantamietno de las elecciones puede provocar que las autoridades radicales, sobre todo Morales, directamente definan allí las candidaturas.

Como es su estilo, Cobos no ha dado señales firmes hacia Mendoza acerca de cual será su posición. Pero este sábado todos creyeron ver un mensaje: en la reunión de Cornejo, estuvo Juan Montilla, colaborador cercano del vicepresidente en el Senado y titular de Confe en la Capital Federal.

Sin embargo, luego de cómo se desenvolvió estos ultimos meses, con Cleto nunca se sabe.

Comentá la nota