El Confe aseguró que Biffi gobierna la UCR pero el poder lo tiene Fayad

El Confe aseguró que Biffi gobierna la UCR pero el poder lo tiene Fayad
El radicalismo irá con la histórica lista 3 en Capital el 28 de marzo. Desde el cobismo acusaron a la UCR y al ARI de romper el Frente Cívico Federal con esta decisión. Duros con Sanz.
Se veía venir desde hace varios meses, sin embargo, la pelea por la lista que presentaría el Frente Cívico Federal en Capital y las idas y venidas del radicalismo terminaron de colmar la paciencia de los cobistas.

Es así que, tras la confirmación de que el radicalismo rechazó la misma lista que había acompañado durante las internas y avaló el pedido del intendente de Capital, Víctor Fayad, de desoír lo resuelto y armar una lista nueva, el Confe salió con los tapones de punta y una dura expresión de su malestar que se tradujo en seis simples palabras: "El Frente Cívico no existe más".

ELECCIÓN EMPAÑADA. Los comicios del 28 de marzo, que sólo involucran a los futuros concejales de Capital, estuvieron manchados desde el momento en que Fayad decidió que se harían por separado de las elecciones que el 28 de junio ganó el Frente Cívico.

Nadie del Frente vio como algo casual lo decidido por Fayad, ya que este varias veces había criticado la conformación del Frente y al vicepresidente, Julio Cobos, que era la figura principal.

Por eso, el jefe de la bancada de diputados del Confe, Andrés Marín, lo definió a Fayad como "un ídolo", porque quiso destruir el Frente desde un principio y finalmente lo logró, pero, además, impuso su propia lista de concejales de Capital, haciendo que la cúpula radical, luego de avalar una primera lista del Frente Cívico Federal que se había impuesto en las internas previas a las elecciones, diera marcha atrás y decidiera apoyar a Fayad en pos de la reunificación del radicalismo.

Sin embargo, para la gente del Confe, el presidente del comité radical lo único que logró con esto fue alejar toda posibilidad de que el Confe se desarme y vuelva a la UCR, ya que se demostró que el partido "es una bolsa de gatos".

Además, ante la requisitoria de qué pasaría si Cobos igual decidiera volver, Marín solamente respondió: "Tendrá que volver solo", y agregó que el Confe formó parte del Frente Cívico Federal con los objetivos de armar un programa y de llevar a Cobos a la presidencia, pero que hay otros que solamente lo hicieron por sus propias ambiciones, –en referencia a Biffi–.

Esto fue apoyado también por los diputados Alexandre Maza (Confe) y Roberto Blanco (Unidad Popular), que agregaron que habría que ver si el radicalismo quiere que Cobos sea el candidato a presidente durante el 2011.

El motivo del enojo de los cobistas y de los justicialistas disidentes, como Blanco, no fue solamente contra el radicalismo, sino contra el ARI, que decidió acompañar la lista de Fayad a cambio de colocar un concejal entre los tres primeros lugares.

En ese sentido, Maza explicó que en Capital "se dieron cosas muy extrañas", ya que la semana pasada Biffi avaló al Frente y, en unos días, cambió de opinión y aseguró que privilegió los deseos de Fayad en lugar de la consolidación del Frente, dándole la razón a aquellos, como el ex gobernador, Roberto Iglesias, que siempre dijo que no había un proyecto detrás del Frente Cívico, sino que algunos sectores se habían unido por conveniencia política.

LA SOMBRA EN EL PODER. El más duro de todos fue Marín, que además fue el encargado de anunciar que el presidente del Confe, Juan Carlos Jaliff, había recibido un llamado el lunes por la noche en el cual Biffi le había anunciado la decisión del radicalismo de no ir con la lista 503, sino con la histórica 3.

Para Marín, "esto es un golpe casi mortal al Frente, es una frustración y una estafa a la gente que votó el 28 de junio, porque, incluso, rompieron con el Frente antes de que asumieran los nuevos legisladores".

Asimismo, Marín aseguró que hubo gente que usufructuó al Frente y que dista mucho de apoyar a Cobos, y señalo los casos de algunos radicales como Ernesto Sanz, Gerardo Morales y Ricardo Alfonsín y agregó que, con todo lo ocurrido, se demuestra que "hay dos proyectos, uno el del Confe, de diseñar un espacio más amplio y otro que es el de aquellos a los que sólo les interesaba la reconstrucción del radicalismo", en referencia a Biffi.

El diputado cobista también se preguntó sobre la alternativa que tendrá la gente para el 2011 cuando el verdadero dirigente que gobierna en la UCR es el principal socio político del gobierno de Celso Jaque, refiriéndose, en este caso, a Fayad.

De hecho, Marín también aseguró que si bien Biffi es el presidente del partido, el que tiene el poder es Fayad y lo comparó con el viejo lema que decía "Cámpora al Gobierno, Perón al poder", cambiando los nombres de Cámpora y Perón por los de Biffi y Fayad.

Por último, aseguró que no han decidido presentarse en las elecciones capitalinas.

En tanto, Biffi intentó poner paños fríos a la pelea y aseguró que sólo se trata de una elección estrictamente municipal y que aún confía en que el Frente Cívico siga en pie y se pueda consolidar de cara al 2011, aunque evitó hablar de los dichos cobistas.

Comentá la nota