Conexiones Clandestinas

Las redes de agua, cloacas y pluviales requieren de un uso correcto, los riesgos de su mala utilización pueden tener un impacto muy importante en la población.
Con las últimas lluvias, se verificó el colapso de la Planta de Tratamiento de líquidos cloacales de CEAL Agua, lo que originó numerosos reclamos por parte de los usuarios.

Esta situación se inició, entre otras causas, por conexiones clandestinas de la red pluvial a la cloacal. Su consecuencia inmediata fue: el desborde de la cloaca en un día de lluvia, ya que ésta no está pensada para tanto caudal de agua.

Cuando los caños no dan abasto el líquido busca salidas alternativas y es allí donde el agua sucia brota por las rejillas de las casas, con el consecuente olor y riesgo sanitario que ello implica.

La planta está preparada para tratar los efluentes de 65.000 habitantes y el colapso se produce por las conexiones clandestinas que ante el volumen de agua de lluvia que llega a la planta, hacen que salga de funcionamiento.

Diferencia de las redes

Al interconectar un caño pluvial con el cloacal, o viceversa, se están poniendo en relación dos redes que tienen naturaleza distinta.

Los líquidos cloacales van a la planta de tratamientos para ser depurados y el agua de lluvia debe ir directamente al arroyo.

Las alcantarillas de la red pluvial tienen mayor diámetro ya que cuando llueve es necesario transportar gran cantidad de agua en poco tiempo.

Los cloacales, en cambio, son más pequeños ya que están preparados para transportar menor caudal en forma constante.

Ante estas circunstancias resulta importante preservar la limpieza de las calles y de las bocas de tormenta para evitar el taponamiento de los desagües pluviales. A su vez, también es relevante, que la población disponga los residuos en las bolsas correspondientes para ser retiradas por el recolector y que no tire sólidos en las cloacas.

Respecto de las inspecciones, desde CEAL agua cuando se reparen roturas en las redes de agua y se detecten conexiones clandestinas, se actuará en consecuencia como prescriben los reglamentos. Se exigirá la participación de un profesional o matriculado habilitado, en toda intervención de redes sanitarias.

Todo reclamo por taponamiento de redes se complementará con una verificación de la instalación interna, ya sea por conexiones clandestinas o falta de cámaras o desengrasadores, etc.

Las redes de agua o cloacas, aunque ocultas, requieren de un uso correcto por parte de la población. Los riesgos de un mal uso son a veces desconocidos, pero de mucho impacto. Cada acción individual tiene su importancia en el funcionamiento general de estos servicios, porque las cloacas y el agua son sistemas solidarios, donde el aporte de cada uno repercute en el bienestar de todos.

Comentá la nota