Conejero: "la erradicación de la pobreza debe convertirse enuna cuestión de Estado y esteproyecto es un primer paso"

El monseñor José Vicente Conejero, obispo de Formosa, indicó que para el 2015 existe el gran proyecto de erradicación de la pobreza a nivel mundial, pero que lamentablemente esa brecha se profundiza mucho más hoy por hoy. Por lo que el proyecto de la Iglesia, es un trabajo que apunta a lo básico, a erradicar la indigencia.
El obispo, expresó en este sentido que "Es doloroso y hemos de procurar erradicar este flagelo. Las Naciones Unidas habían propuesto erradicar la pobreza a nivel mundial para el 2015, pero no se si lo lograremos porque según las estadísticas ese abismo se profundiza cada vez más", agregando además: "Es un proyecto denominado Ingreso Básico para Igualdad y Equidad para la Niñez.

Es un intento, la Comisión de Pastoral Social de Cáritas es la que ha trabajado a petición de la Comisión Permanente del Epicospado Argentino, para elevar esta propuesta que es una propuesta para que sea elevado al Parlamento, y es un intento y una protesta para resolver un poquito, porque la pobreza es una realidad muy compleja"

Hacia un bicentenario de justicia

Siguió explicando que "La referencia es hacia un bicentenario de justicia y realidad. Con vista a la celebración del bicentenario del país del 2010 al 2016, son pasos concretos para elevar a quien corresponde así hacer una cuestión de Estado más allá del gobierno de turno.

Es un proyecto donde el objetivo que se propone, que se cuestiona no va a resolver todos los problemas de la pobreza, va a mitigar la indigencia y la pobreza pero es un primer paso"

Dijo además que "Es otro tipo de política complementaria, de salud, habitacional, educacional etc., es una base más allá de todos los condicionamientos, para menores de 18 años como también desde los que están en el vientre materno para que también puedan tener acceso a este ingreso", agregando además: "La iglesia propone que se pague a través de una tarjeta: Esto es universal, y se estima que son unas 6 millones de personas independientemente del nivel económica familiar. Normalmente los pobres son los que suelen tener más hijos"

Críticas

Un sector político salió a decir sobre este proyecto que los chicos se convertirían en rehenes de punteros, sobre el tema Conejero comentó: "Yo creo que es todo lo contrario, si se implementa a través del ANSES nos vamos a liberar de esos punteros políticos que tienen sus cargos, muchos de ellos como Jefas y Jefes de Hogar, creo que como intencionalidad es liberar precisamente de ese asistencialismo.

Evidentemente todo proyecto tiene sus pro y sus contras y sus riesgos, pero esto es un intento para lograr un ingreso básico para erradicar la pobreza e indigencia.

Después habrá que complementarlo con otros tipos de políticas. Imagínese que en una familia un hombre sea borracho y cobra de 4 a 5 hijos los 180 pesos y después se va al casino, y esos riesgos se corren, pero ahí ya entraría la responsabilidad de la persona.

Es como partir dando prioridad a quienes son más vulnerables, para darles a todos los demás. Pero en todos los proyectos corren riesgos, es por eso que sería bueno que sea aprobado, para intentar lograr una sociedad más justa y menos vulnerable".

Situación de las familias

Sin embargo, como es sabido de concretarse este proyecto cambiaría la situación de muchas familias: "Yo creo que si, esos ejemplos que yo he puesto son muy puntuales, espero que no se vayan a dar, pero como se dice, en la Viña del Señor hay de todo.

Pero más allá de esos riesgos puntuales favorecería a la mayoría. Yo tengo una concepción de que la gente cuando tiene bien sus recursos sabe bien emplearlos, las otras cosas son riesgos que siempre se corren, pero no vamos a cruzarnos de brazo, este es un intento que hay que acompañarlo".

Agregando que hay que acompañar al proyecto con otros aspectos de contención social: "El proyecto está bien con su objetivo, con la población destinataria y los criterios que se toman como requisitos de los padres y madres que son responsables de los menores. En cuanto al monto es bastante lindo.

El modo de implementación habla de unos casi 13 mil millones de pesos, teniendo como base a 6 millones de beneficiarios. En este monto de prestación mensual serían unos 1000 ochenta millones. La manera de financiamiento también se lo propone como reasignación de estos programas de inclusión social, que es un monto de 153 millones, el programa de jefas y jefes de hogar que asciende a 12 millones anuales y eso alcanza a unos 2000 setecientos millones.

Han dado esta respuesta de financiamiento, y luego se reasignan de estos fondos establecidos en 10 mil 195 millones, que representa el 4,4% de presupuesto nacional del 2009 que no es tanto, que representa el 0,9% del PBI, es una cosa que es factible".

Cafiero

Por su parte, el embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, reflexionó sobre el desafío del bicentenario patrio, al hablar sobre "fe y política: aportes desde el humanismo cristiano".

"Si el cristiano no ocupa el lugar en la política con su militancia y participación activa, su preocupación por el prójimo quedará en el lamento", advirtió el diplomático.

Tras reconocer que "los argentinos enfrentamos el desafío de un sistema económico que reproduce la pobreza y la desigualdad", Cafiero insistió en que la fe no puede quedar recluida a la esfera de lo estrictamente privado dando lugar a una sociedad ausente de valores.

"Es necesario evitar la secularización de los sacerdotes y la clericalización de los laicos. El compromiso del laico con la realidad debe ser fundamentalmente político. Los cristianos debemos ser dirigentes de vanguardia en los derechos sociales e introducir nuestros valores al debate político, al debate actual", afirmó Cafiero.

Siete propuestas

La Universidad Católica Argentina anunció que el 27 de noviembre presentarán siete propuestas concretas para "abordar el problema de la pobreza".

Comentá la nota