Los conductores chaqueños financian aumentos salariales

El Ministerio de Trabajo homologó un convenio de trabajo que impone la obligatoriedad del adicional de playa a las estaciones de servicio de Chaco para financiar un plus salarial no remunerativo.
Si bien hay varios expendedores que aplican este plus desde un tiempo a la fecha a partir de la aplicación del convenio colectivo de trabajo el plus es obligatorio para todos las estaciones alcanzadas en el acuerdo, es decir casi todas, menos un grupo que tiene domicilio legal en Corrientes.

La Disposición Nº 115/2009 del Ministerio de Trabajo de la Nación ratificó una asignación especial no remunerativa de cuatrocientos pesos para los trabajadores chaqueños. La retribución es solventada mediante el cobro de un cargo adicional al precio de venta al público de los combustibles equivalente a diez centavos por cada litro despachado

Los conductores del NEA deben pagar ya de por si el precio más caro del país y ahora deberán también enfrentar plus adicionales que reducirán aún más la capacidad de compra de los conductores.

Fuentes empresarias explicaron a NORTE que desde mediados de año YPF cobra el plus, y a partir de enero el resto de las estaciones calcularían el precio del litro con el adicional de 10 centavos.

La norma fijada por Trabajo tiene un punto débil: la recaudación extra, es decir donde van destinados los fondos luego de que ya se cubrió el costo del incremento salarial de los trabajadores.

A finales de 2009 los conductores chaqueños debieron pagar un incremento en los valores de los combustibles, los más altos del país, superando por lejos los costos del Centro del país.

Con la medida de ahora los expendedores deberán aplicar indefectiblemente el servicio de playa aunque esto signifique una merma en las ventas, fenómeno presente en el mercado chaqueño.

Cada vez son más los conductores que dejaron de cargar los combustibles de alto octanaje y optan por el súper, mucho más económico.

Por otra parte, el acuerdo tiene una vigencia de un año pudiendo ser prorrogado. La dependencia laboral estableció que durante el plazo de vigencia del convenio, el sector patronal se compromete a mantener el actual nivel de empleo en tanto no se alteren las actuales condiciones económicas en que se desenvuelve la actividad; con el objetivo de recomponer el ingreso de los trabajadores y mantener el nivel de empleo dentro del contexto de crisis que atraviesa la actividad que compromete la subsistencia de muchas empresas del sector.

Comentá la nota