La conducción de la UCR le saca "amarilla" a Farizano

El comité provincial de la UCR no solo validó la suspensión de la afiliación del diputado Hugo Prieto, básicamente por mantener intimidad con el kirchnerismo. También dejó en claro que cada distrito deberá "articular" con la conducción provincial, y con el "candidato natural" que es Quiroga. Se interpreta como una advertencia a Farizano.

Horacio Quiroga habla durante la última reunión del comité provincia de la UCR

El comité provincia del radicalismo neuquino ha dejado en claro que comienza una etapa de firme disciplina partidaria con el objetivo principal de ganar las elecciones en 2011 y desplazar al MPN del gobierno provincial.

En ese contexto, debe tomarse en cuenta como un dato importante de la realidad no solo la validación a la suspensión del diputado Hugo Prieto, decidida por el Comité Nacional; sino fundamentalmente la advertencia a cada uno de los comité locales, de que deben "articular" sus estrategias electorales con la conducción provincial y el candidato a gobernador, Horacio Quiroga.

Se lo puede interpretar de muchas maneras, pero suena como una advertencia directa al intendente capitalino, Martín Farizano, quien es actualmente el único radical que mantiene alianzas con las que el radicalismo del presente no acuerda ni comparte. Por ejemplo, con sectores del kirchnerismo recalcitrante. Por ejemplo, con políticos que gustan "sacar el pie del plato", como el referente de Libres del Sur, Jesús Escobar.

De cara al 2011, "las estrategias electorales de cada localidad deberán articularse y coincidir con las definiciones que se tomen a nivel provincial con la fórmula para la gobernación", se informó oficialmente tras la reunión del comité, que encabezó en su calidad de presidente el diputado Eduardo Benítez, de la que también participó el diputado nacional electo Horacio Quiroga, y a la que asistieron entre otros el intendente de Plaza Huincul, Alberto Crespo, y los diputados provinciales José Luis Sáez, Gastón Contardi y Cecilia Bianchi.

"Los comité de cada localidad no van a poder actuar a su antojo. Van a tener que articularse con lo que a nivel provincial se defina en relación a la fórmula para la gobernación que va a encabezar nuestro candidato Horacio Quiroga", se dijo con toda claridad.

Quiroga subrayó que "la UCR inevitablemente va a ser gobierno en la provincia de Neuquén a partir de 2011 pero no por eso vamos a apostar al fracaso de este gobierno ni vamos a ponernos en la vereda de enfrente a tirarle piedras".

"El radicalismo tiene vocación de poder. Ser oposición no es el fin último de un partido político. El fin último es la lucha por el poder porque es en el poder donde se pueden cambiar las cosas y en la provincia de Neuquén hay muchas cosas por cambiar", dijo Quiroga.

El diputado nacional electo sostuvo que "es evidente que está en crisis el modelo populista y demagógico que el MPN ha llevado adelante durante casi 50 años y es necesaria una alternancia en la provincia".

Comentá la nota