"La conducción de Néstor Kirchner no es para maricones"

El líder piquetero banca el clientelismo, no se arrepiente de sus actos de violencia y piensa en el 2011. "Si el candidato no es Kirchner, será Scioli, nuestro Solano Lima". Su visión sobre los medios, la oposición, Chávez y Obama.
¿Por qué dijo que Néstor Kirchner lo maltrata?

–Paso. Siguiente pregunta.

–¿Es porque no lo incluyó en la lista de candidatos?

–Yo reclamé espacios para los movimientos sociales, no para mí. Pero deserciones de gente como Solá, Katz, Ceballos y Donda motivaron que Kirchner se replegara en el PJ y en gente de confianza.

–¿Y usted dejó de ser de confianza? ¿Ya no lo recibe Kirchner?

–Me recibieron Icazuriaga y Randazzo en la SIDE.

–¡¿En la SIDE?!

–Sí ¿pero no hagan especulaciones raras, eh? Por suerte logramos que Gastón Arispe esté 23 en la lista de diputados, y Alicia, mi mujer, novena en la Tercera Sección.

–¿Apretó a Kirchner en la SIDE y consiguió lo que quería?

–Nooo. Si Kirchner no nos daba ningún cargo, lo apoyábamos igual.

–¿Usted es de los que dice que Kirchner tiene fama de no retribuir los apoyos?

–Yo digo que organizamos a una masa de trabajadores desocupados en 4 mil cooperativas. Y que no es poco.

–¿Hace clientelismo con los planes de desocupados?

–Ése es un prejuicio pequeñoburgués. No es lo mismo el que lucha que el que no.

–Entonces usted avala la militancia rentada, donde uno no sabe si el que participa de una marcha lo hace en defensa de determinados principios o lo hace para cobrar un subsidio apremiado por sus urgencias.

–Pero son 150 pesos, nada más, querido.

–Clientelismo puro y barato.

–No. Ciento cincuenta pesos no valen nada. Los medios operan. Nuestra organización data de 1997. No llevamos gente a patadas en el culo.

–¿Sigue odiando a los blancos?

–Siiií. ¡Odio a los blancos y a la puta oligarquía! (Se ríe).

–¿No le molesta que lo tilden de discriminador?

–Clinton, tomando una afirmación de Lula, dijo que la crisis mundial la generaron los rubios de ojos verdes. No fue D’Elía. ¡Fue Clinton! Blanco y negro no son categorías étnicas, sino sociopolíticas e históricas.

–¿Odia a Fernando Peña o es show?

–A Peña lo desangelé. Él cree que ser transgresor es acostarse con un obispo. Y ojo, que él coja con quien quiera. Pero para mí ser transgresor es cambiar este sistema infrahumano e injusto.

–¿Kirchner es transgresor?

–Siiií.

–¿Y por qué acordó con ese grupo de intendentes que usted los calificó como mafiosos?

–De 23 intendentes hay 8 o 9 nuevos. Cambió la situación desde que emití esa opinión. En mi pago, Fernando Espinoza no tiene nada que ver con ellos.

–Pero siguen Cariglino, Othacehé, Descalzo, Ishii...

–De Descalzo no opino. Ishii hizo muchas cosas bien. De los otros dos uso la prerrogativa constitucional de no declarar en contra de uno mismo. (Se ríe).

–¿Se banca el regreso del Kirchner al PJ?

–Espero que el PJ vuelva al peronismo con Kirchner a la cabeza. En los 90 fue un partido de derecha. Hoy PJ y peronismo empiezan a ser la misma cosa.

–No opina lo mismo Hugo del Carril, que no quiere que Kirchner utilice la marcha peronista que interpretó su padre.

–A mi tía Catalina, que es radical, tampoco le gusta que la cante Kirchner. ¡Que no hinche las bolas el hijo de Hugo del Carril!

–De Angeli dijo que Kirchner era un pelotudo. ¿Eso es transgresión?

–Yo detesto a Duhalde, pero no lo subestimaría. Lo mismo con Menem. De Angeli hizo una agresiva subestimación. Es poco inteligente: puede ser enemigo de Kirchner pero no puede decir que es un pelotudo.

–Ahora, a la distancian ¿no se arrepiente de la piña que le dio a Alejandro Gahan?

–Ni un poquito. En ese momento no sabía que era el vocero del coronel de la dictadura Juan Miguel Valentino, porque sino lo molía a patadas.

–Si uno es democrático y se sabe distinto a un represor, debería resolver esos diferendos en la Justicia. ¿No le parece?

–’Ta bien, ’ta bieeen. Yo actúo de acuerdo a mi corazón. Ningún pequeñoburgués autoritario me insulta delante de mi mujer y de mi hija. Le digo más: lo volvería a hacer. En los barrios lo que uno dice con la boca lo tiene que bancar con el cuerpo.

–¿Qué pasó con su amigo Felipe Solá que se fue con Macri?

–Se equivocó. Y le pido que reflexione y vuelva al kirchnerismo.

–¿No fue Kirchner el que lo empujó a la oposición?

–Kirchner es un duro que conduce este país por una senda de justicia social. Y hay que bancarlo aunque no nos guste su dureza. La conducción de Kirchner no es para maricones. El kirchnerismo no es para maricones. A mí me echaron de este Gobierno y lo apoyo. A Felipe los dolores personales le manejaron la cabeza.

–¿No lo maltrataron a Solá?

–Todos tenemos vanidad. El proyecto está por encima de la vanidad. Si no yo me tendría que haber ido a la mierda del kirchnerismo. Solá está incómodo. Tendría que renunciar a la candidatura y decir quiénes son Macri y De Narváez.

–¿Quiénes son?

–De Narváez es un señor rico que lo merodean palabras que no me gustan: dólares, Duhalde, efedrina, Colombia... un combo explosivo.

–¿Kirchner y De Narváez no representan el PJ 1 y PJ 2, como dice Carrió?

–De Carrió no me gusta ni la forma ni el contenido. Giró a la derecha. Habla de un republicanismo como si esto fuera Suiza. Esta cosa mística esotérica de creerse iluminada no me gusta nada. De ese espacio sólo rescato a Margarita Stolbizer. Es una radical bien intencionada que la traicionó el instinto.

–¿El kirchnerismo se va a resentir en el Congreso?

–Los medios dicen que vamos a perder el quórum. Ya no lo tenemos. Y ya fuimos derrotados en Córdoba, Santa Fe y Capital. Eso no cambió. Y vamos a volver a ganar en la provincia de Buenos Aires.

–¿Si es así lo ve a Kirchner posicionado como candidato a presidente?

–Por supuesto. Kirchner 2011, lo lanzo en este mismo momento.

–¿Y Reutemann?

–Expresa intereses que no tienen nada que ver conmigo. Es un hombre de recambio de los norteamericanos y de los peores intereses del establishment.

–¿Scioli, que también podría ser la alternativa kirchnerista, no expresa eso?

–Es distinto. Pero tengo que pensar si lo bancaría. Igual no es lo mismo que Reutemann.

–¿Es más manejable?

–Es nuestro Vicente Solano Lima, porque es la derecha del proyecto nacional.

–¿Apoyaría a un candidato de derecha?

–En la concepción de la izquierda nacional hay cierta alianza que se puede hacer con sectores de la derecha.

–Entonces seguro que después de hablarme mal de Estados Unidos me empieza a hablar bien de Obama.

–No tenga dudas. Me gusta su postura con Guantánamo, lo que hace en Medio Oriente. Me gustan las salidas heterodoxas, como hizo con General Motors.

–¿Está de acuerdo con las estatizaciones de Chávez?

–Creo en la soberanía de los pueblos.

–¿El Gobierno no debería haber hecho una defensa de las empresas de Techint?

–Clarín tenía que haber actuado con mayor honestidad y haber dicho que es socio de Techint en una de las empresas estatizadas. Y que el quilombo se armó porque Clarín y Techint perdieron mercado.

–¿Está bien lo que hace Chávez con los medios de comunicación?

–Los medios dieron un golpe allá.

–Chávez también.

–Es verdad, es verdad. Pero a un gobierno que reprimió al pueblo.

–¿Por qué Kirchner le da un rol tan preponderante a los medios?

–A mí me parece mal que Clarín tenga la mitad del mercado argentino. Eso no pasaría ni en Estados Unidos ni en Inglaterra. ¿Y el señor De Narváez? El candidato del canal América. O sos dueño o candidato.

–Hay empresas vinculadas con el Gobierno que avanzan sobre los medios.

–No lo tengo tan claro. Lo que sí tengo claro es que los medios facturan 15 mil millones al año y el Gobierno tiene solamente 300 palos de pauta.

–Entonces para competir con los medios, el Gobierno compra medios.

–Hay que democratizar la información.

–¿Por qué Cristina vetó la ley de defensa de los glaciares y se sacó una foto con los directivos de la Barrick Gold?

–Se avanzó poco en eso. Ojo, han gravado a la Barrick Gold con el 10 por ciento de impuesto por la reforma de la Ley de Aduana. Es verdad que ellos hacen saqueo. Es un tema pendiente de agenda. Hay varios.

–¿Cuáles?

–A mí me gustaría nacionalizar la energía, el gas y el petróleo. Proteger nuestros acuíferos. Reformar el código minero.

–¿Y por qué no vota a Pino Solanas, que propone eso?

–Porque Pino apoyó la 125 y está con la oligarquía. Él y Lozano fueron forros de la derecha.

–¿Le gustan los compañeros de lista de Kirchner?

–Massa puede llegar lejos. Tiene una tensión en su corazón entre los planteos ideológicos de Kirchner y su pasado liberal. Está Nacha, que es peroncha, con historia de militancia. ¡Y aguanten las testimoniales, porque se plebiscita el modelo!

–¿Me dice ahora por qué lo maltrató Kirchner?

–(Un silencio interminable.) No soy obediente. Y eso a Kirchner no le gusta. Y no le gusta lo que yo pienso sobre Medio Oriente. Ésa es parte de la verdad.

"Hubo muchos holocaustos, no sólo el judío"

-¿Es nazi?

–No. ¿Por qué? Yo no estoy contra el Estado de Israel ni contra la comunidad judía. ¿Pero quién puede estar de acuerdo con lo que hace el gobierno de extrema derecha de Israel? ¿Y con el muro de 600 kilómetros?

–¿Eso amerita apoyar al presidente de Irán que niega el Holocausto?

–No escuché nunca que él haya negado el Holocausto.

–Él lo niega y usted lo minimiza.

–Es una construcción mediática. El Holocausto es una tragedia para la humanidad. Pero hubo muchos holocaustos: el indígena, con 80 millones de asesinados, el de África, con 100 millones de aniquilados...

–¿Apoyó los escraches que hubo contra Eduardo Elsztain?

–El que hizo ese escrache fue Juan Carlos Beica, a quien conozco de chiquito porque iba con la hermana al colegio primario. Beica es judío. ¿Dónde está el antisemitismo ahí? Ese escrache fue una pelotudez y está mal.

"Tinelli no me echa porque le doy rating"

-¿Le gusta cómo lo imitan en "Gran Cuñado"?

–Me humanizan. Me sacan los demonios de encima. Mi personaje es muy divertido. Me encanta. Y no me echan porque doy rating.

–¿Iría al programa?

–Creo que sí.

–A Menem y a De Narváez se los vio cómodos.

–A De Narváez lo matan cuando dicen que es un tipo normal y tiene cinco Mercedes-Benz. Y traer a Menem en la campaña a Kirchner le sirvió.

–Aníbal Fernández pidió que saquen la imitación de Cristina. ¿Usted pediría lo mismo?

–No. A Cristina le hacen un favor. La sociedad sabe interpretar.

Comentá la nota