"La conducción local fue un adherente indecoroso del kirchnerismo"

Renato Gigantino, del Ateneo del Parque, volvió a cargar contra los sectores mayoritarios que gobiernan el radicalismo local. Les recordó su alianza con el menemismo y los Kirchner.

El presidente del Ateneo del Parque, Renato Gigantino volvió a embestir contra la conducción local de la Unión Cívica Radical y les recordó su pasado con el menemismo, y la más reciente alianza con el Frente para la Victoria. "Tenemos la convicción de que no vamos a poder transformar esta realidad de hoy, si desde la conducción local del radicalismo se priorizan las conveniencias circunstanciales y no las convicciones arraigadas en una concepción moral de la política", señala el diputado provincial, que asegura que "como barco sin rumbo que navega al capricho de los vientos que soplan de un lado y del otro, el radicalismo de Catamarca en los noventa, abrazó el pensamiento menemista, para más luego ser adherente indecoroso de la era kirchnerista. La consigna era quedar bien con el poder de turno, a cambio de soluciones insuficientes e indignas para la provincia", dispara el dirigente, que sotuvo que "de esta forma, la UCR de Catamarca ayudó a consolidar proyectos políticos hegemónicos, soberbios, autistas, cuando no corruptos".

Asimismo, dispara contra el brizuelismo y el castillismo porque "durante años le volvió la cara a la conducción nacional del partido, que hacía esfuerzos enormes por sostener un proyecto de nación sustentado en los valores y principios éticos, democráticos, republicanos y federales del radicalismo".

"Desde hace años que venimos alertando sobre la necesidad de que este radicalismo de Catamarca haga su autocrítica y corrija su rumbo, de modo que pueda realizar un aporte eficaz y sustancial, a la gran tarea de construir una sociedad más justa, más igualitaria, más solidaria", destaca sobre el accionar de la línea que conduce. "La buena política debe necesariamente sustentarse en principios, en convicciones, en conductas y, por lo tanto, resulta casi utópico pensar que nuestra sociedad puede alcanzar mejores condiciones de vida para todos, si desde los gobiernos o desde las conducciones políticas o partidarias, se actúa con mezquindad, con intolerancia, con ineptitud, con indiferencia; si se anteponen las urgencias y necesidades electorales, o la ambición desmedida por el poder o por el lucro, por sobre los intereses generales de la población.

Sí o sí, el Ateneo juega la interna

Gigantino reiteró a LA UNION que "sí o sí" participarán de la interna por cargos partidarios, y reiterarán que se cumpla la Carta Orgánica y se convoque a internas para cargos electivos. "Venimos trabajando desde hace varios años por alumbrar este nuevo tiempo radical, y con esas convicciones nos presentaremos en las próximas internas partidarias y daremos todas las batallas democráticas que hagan falta dar", aseguró.

Comentá la nota